In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

martes, 7 de abril de 2015

Marc Gavaldá: Somos consumidores cautivos de la Repsol e impactos ambientales de los hidrocarburos en áreas protegidas

Otra prueba más que nos confirma que el Capitalismo es una consecuencia del Estado, o dicho de otra forma, el Estado necesita y genera el Capitalismo creando las condiciones óptimas para su reproducción para de esta forma poder consolidarse y existir.

Sin Estado no hubiera existido el Capitalismo.






4 comentarios:

Piedra dijo...

Pues Repsol no es precisamente la mayor.

Parte de lo que dice es cierto, somos esclavos del consumo, pero aunque al estar forzados a vivir en este mundo, dependemos del petroleo, también debemos entender que malgastamos mucho en estupideces y que no podemos pedir cuentas a nadie si no empezamos por nosotros mismos.

Algo que me ha sorprendido es que hable (aunque sea de pasada) del CO2 como responsable del cambio climático, ¿que pasa, que lo que nos interesa si se lo creemos al sistema de dominación?

Saludos.

Albert A.H. dijo...

Por lo que veo yo su crítica está centrada en el Capitalismo y no en el Estado, aunque alguna vez señale a los gobiernos como inductores para favorecer la expansión de las multinacionales, su análisis no es del todo global al no poner en cuestión los intereses del Estado y sus instituciones en la permanencia y consolidación del sistema capitalista.

Albert A.H. dijo...

De todos modos su denuncia es positiva al crear conciencia, aunque se olvida de este pequeño gran detalle de la relación directa entre Estado y el Capital, que por otro lado también pasa desapercibida por muchos otros que critican el Capitalismo dejando en un segundo plano al Estado.

Piedra dijo...

Mientras haya estado habrá capitalismo, por supuesto, de hecho ¿quien creó las multinacionales en el caso español? -Pues eso.