In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

martes, 30 de junio de 2015

Nuevo Orden Mundial.










Que vivimos tiempos caóticos y de incertidumbre a nivel general no es ninguna novedad, podemos decir ya: que estamos en el Nuevo Orden Mundial al implantarse y consolidarse el Capitalismo a escala planetaria, también podemos decir que estamos en guerra permanente a nivel global, en Occidente -de forma velada- sobretodo con pocos conflictos bélicos, pero con crisis económicas en sus respectivos países que posiblemente irán en aumento, y en Asia y Sur- América compitiendo e intentando alcanzar el nivel científico-tecnológico-económico de los países más avanzados en el desarrollo de estas actividades –por cierto tan degradantes y nocivas para la humanidad-, por otro lado en el continente Africano siguen las multinacionales con la ayuda de sus respectivos Estados saqueando de forma directa e indirecta todos sus recursos naturales y empobreciendo y relegando en buena medida a la miseria a la mayoría de sus habitantes.

Y es que el Capitalismo tiene las soluciones más apropiadas para todos los problemas que el mismo crea, la desintegración del individuo por el sistema educacional y cultural capitalista sienta las base y los fundamentos para la competencia y competitividad que surgen en las relaciones humanas, lo que deriva por ejemplo en violencia económica, una violencia estructural (social y educacional) y a la vez estructuradora (estatal) que rige las normas y las leyes de conducta del individuo para poder relacionarse con el prójimo. La inevitable ceguera del individuo que se ve absorbido cada vez más rápidamente por el sistema lo incapacita en sus facultades para desarrollarse como ser humano independiente, y la posible reacción ante el sistema que lo degrada se hace cada vez más difícil, sometiéndolo a sus reglas de juego de forma también cada vez más implacable, una tiranía que se acerca a la dependencia total por parte del hombre-medio al Estado-capitalista.

Esta declaración de guerra de una pequeña minoría es entendida por muchos sólo como un empobrecimiento económico, pero indudablemente va mucho más allá del aspecto material, al destruir al ser humano integralmente y más concretamente en su esencia espiritual, reduciéndolo a una parte más de la gran mega-máquina que en todo momento de su existencia puede ser cambiada por otra más productiva y eficiente y arrojada al cubo de los escombros. Nulificado el individuo como ser humano también se ven seriamente limitadas todas sus facultades y potencialidades que lo reducen a la pasividad absoluta.

Una reacción en cadena que haga despertar a la humanidad de su estado de sueño y letargo, vendría dada por la concepción de que un nuevo mundo es posible, pero dadas las circunstancias en la que nos hallamos actualmente, la posibilidad de una metamorfosis se hace cada vez mucho más compleja y difícil, sabiendo que la concentración del poder económico-militar por parte de una élite va en aumento conforme pasa el tiempo.

sábado, 27 de junio de 2015

Melilla: Apagón de los Derechos Humanos.

Las imágenes que se ven han sido grabadas a lo largo del año 2014 en la valla de Melilla.

Recogen actuaciones que las fuerzas de seguridad vienen ejerciendo “de forma habitual” y que son manifiestamente contrarias a nuestro ordenamiento jurídico y el ordenamiento jurídico internacional.

El gobierno español ha aprobado recientemente un cambio legislativo en la Ley de Extranjería para legalizar dichas prácticas en las fronteras terrestres de Ceuta y Melilla, con el objetivo de dar impunidad a los agentes que actúan.

¡Las violaciones de DDHH no se pueden legalizar!




Melilla: Apagón de los Derechos Humanos. from Asociación Pro.De.In. Melilla on Vimeo.

viernes, 26 de junio de 2015

De la imagen.

El secreto que permanece más oculto en la vida está en la destrucción de nuestra imagen, en ésta residen los conflictos que nos impiden desarrollarnos como seres humanos.


jueves, 25 de junio de 2015

Una historia de Poder en el Reino de España: Francesc Cambó y el Conde de Romanones.




Por su interés publico un texto extraído del libro “La huelga de alquileres y el comité de defensa económica” de Manel Aisa Pàmpols en el que se pone de manifiesto el poder de los hombres capitalistas de Estado, en este caso en los nombres de Francesc Cambó y el Conde de Romanones, primero derrocando el régimen dictatorial de Primo de Rivera y después apoyando al régimen dictatorial de Francisco Franco.



Una de las triquiñuelas que nos presenta la historia nos la cuenta Cánovas Cervante en su libro “Proceso histórico de la Revolución Española. Apuntes de Solidaridad Obrea” donde nos habla del Conde de Romanones y de Francesc Cambó, los principales inductores de la caída de Primo de Rivera. Dice Cánovas:

“Romanones, dueño absoluto del Banco Hipotecario, ejercía dentro de esta entidad un especial espionaje para apoderarse de las mejores fincas rústicas y urbanas de España. Así llego a ser el mayor propietario de nuestro país y el terrateniente que pagaba más contribución por fincas rústicas. En rapacidad y en astucia, poca gente aventajo a este siniestro hombre de negocios.

Por aquellos días Cambó, necesitaba apoderarse de la voluntad del duque de Alba y convertirlo en instrumento de su política y de sus negocios. La mejor manera de entablar una rápida amistad con el gran aristócrata era el arte. El duque de Alba posee la mayor colección de cuadros y obras de arte del mundo, y está reputado.

Obsequiando Cambó al duque de Alba con el cargo de consejero de la CHADE (eléctricas) que llevaba anejo el pingüe sueldo de 50000 duros anuales y una participación en las grandes empresas eléctricas que pensaba desarrollar en España.

Cambó ofreció un plan de electrificación de toda España. Se formaría una sociedad con un capital superior a los 1000 millones, cuyas acciones tomaría la Banca Internacional, aumentándose el capital a medida que las necesidades del negocio lo demandasen. Se repartirían entre los iniciadores del negocio un buen número de millones de acciones liberadas; se cobrarían corretajes y comisiones importantes; se crearían puestos de consejeros, con exorbitantes sueldos, y España se convertiría en el paraíso de los grandes traficantes de la electricidad.

¿Qué había que hacer para que el negocio llegase a feliz término? Pues, según Cambó, despedir al dictador,, y como esta petición de dirigente de la CHADE coincidía con los propósitos de Romanones y la plutocracia española de liquidar el régimen dictatorial y volver a los viejos partidos de turno y a la ficción caciquil constitucional, la cosa resultó fácil y el pobre general Primo de Rivera se vio despedido una mañana de fines de diciembre de 1929.

Primo de Rivera se quedó atónito cuando recibió la noticia que iba a ser reemplazado por el general Berenguer, jefe de la casa militar del monarca. El salvador de España resultó ser un pelele al servició de la plutocracia, que durante ocho años le había utilizado dejándole hacer el ridículo, despidiéndole cuando ya le había explotado lo suficiente.

Excusamos decir que en este gran negocio de la electrificación de España, que sirvió para organizar la caída del dictador, Romanones llevaba una parte muy suculenta. Desde la caída de Primo de Rivera hasta el advenimiento de la República, Cambó y Romanones estuvieron en íntimo contacto. Sin embargo, la intriga para dejar paso a la República fue cosa personal del Conde. Cambó quedó un poco al margen”.


Como curiosidad en 1936 el Conde Romanones daría su apoyo al Alzamiento Nacional de los sublevados contra el gobierno de la Segunda República elaborando con otros juristas de mérito y políticos prestigiosos el “dictamen sobre la ilegitimidad de los poderes actuantes el 18 de julio de 1936”.

También daría su apoyo incondicional Cambó financiando al bando sublevado que lideraba Francisco Franco.






La Patagonia rebelde

lunes, 22 de junio de 2015

De toda la vida - Lisa Berger y Carol Mazer

De toda la vida (Lisa Berger y Carol Mazer, 1986) es un documental sobre la organización Mujeres Libres que narra, a través de entrevistas, su participación en la guerra civil española y su lucha día a día como anarquistas y como mujeres, en la guerra y en la revolución. Las protagonistas hablan sobre cómo se involucraron en la guerra, sobre sus relaciones con otras organizaciones anarquistas y sobre su vida desde entonces. Décadas después, Mujeres Libres es todavía un modelo de feminismo revolucionario.
[Faltan los 5 últimos minutos]







domingo, 21 de junio de 2015

YO DINERO, CEDIENDO EL PODER A BANCOS Y ESTADO

Ante la falta de identidad individual, el dinero suple al yo como representante del colectivo. Ese rebaño que ya no está controlado por un pastor sino por una manada da lobos, está generando el retraso social más grande de todos los tiempos.





Fuente: http://pueblointeligente.com/?p=343

miércoles, 17 de junio de 2015

Interpretando el aforismo de Marshall McLuhan : "El medio es el mensaje"

                          Interpretando a McLuhan: "El hombre es información"




Nota aclaratoria: Cuando me refiero a "información" lo hago en un sentido distinto al original del término, la acepción que utilizo en esta frase del significado de "información" es la siguiente: conocimiento, cultura, propaganda, emociones, sentimientos, etc, en general lo que puede ser percibido, almacenado y transmitido por los sentidos y el pensamiento a través de la conciencia.

Tecnofascismo

Por su interés publico este valioso artículo del usuario Sorimi en Wikipedia:





El tecnofascismo es un sistema social totalitario que se instaura a través de la tecnociencia, usando medios científicos y tecnológicos.
Sheldon Wolin1 define al tecnofascismo como un "totalitarismo invertido", en el cual el poder absoluto no tiene la apariencia de actuar como tal. El tecnofascismo no necesita establecer regímenes políticos, dictaduras militares, campos de concentración, obligar a la uniformidad ideológica ni suprimir a los elementos disidentes siempre que no cobren un perfil demasiado intelectual. En el tecnofascismo, el uso de las telecomunicaciones y de las computadoras se utiliza como medio de vigilancia absoluta, a la vez que se logra la adhesión de la población que percibe una sensación de progreso.
En un sistema tecnofascista, la fascinación de las masas por la ideología es sustituida por la fascinación hacia la tecnología. La adhesión ciega de los individuos hacia lo tecnológico posibilita el despliegue de un control absoluto sobre la sociedad, en cuya fase final se suele situar la manipulación biológica y/o mental de los individuos para lograr una sociedad uniforme y pacificada dirigida bajo los criterios de estados transnacionales o grandes corporaciones de una corporatocracia2 .




La etimología social del término aparece en los años 703 . El filósofo André Gorz utilizó este término4 al alertar de que el modelo de crecimiento capitalista vivía una crisis al ser un modelo industrialista y basado en la acumulación. La sobreacumulación y la reproducción causarían carestías de recursos de tipo natural, resultando en una crisis ecológica. No obstante y según Gorz, aunque la crisis ecológica agrave la crisis del capitalismo, éste podrá encontrar nuevas fuentes de negocio en la mercantilización de bienes de tipo natural cada vez más escasos, o en la creación de sustitutos artificiales que den respuesta a las necesidades que el propio capital crea. En este escenario, la gestión de un ambiente empobrecido dejaría a un tecnofascismo como la salida más probable a los límites del crecimiento.
El pensador austriaco Ivan Illich plantea la aparición de un tecnofascismo debido a la esclavitud de las necesidades energéticas, al identificar el bienestar con el más alto consumo de energía y la necesidad de establecer el sistema de planificación que lo haga posible. "La maximización del sistema industrial bajo un techo energético más allá del cual cesa la viabilidad del sistema requiere la transformación de nuevos poderes a un leviatán tecnofascista."5
La novela 1984 del escritor George Orwell es un referente popular más conocido de un tecnofascismo, y es utilizada a menudo6 para trazar paralelismos con los miedos al progreso tecnológico que expresa la sociedad actual. Orwell describe en su novela a una sociedad controlada por medios tecnológicos bajo el dominio absoluto de un partido. Pero aunque la obra de Orwell es frecuentemente usada como referente, autores y filósofos posteriores han sido más precisos respecto a este tipo de fascismo. Han usado el término tecnofascismo explícitamente, y han tratado con más detalle el control tecnológico de las sociedades.





En la hipótesis de una evolución hacia un tecnofascismo, las grandes corporaciones industriales ceden el relevo a otras tecnológicas y los estados-nación tienden a desaparecer definitivamente. La principal preocupación de estos supra-entes de control será imponerse en todos los ámbitos de la vida individual y social, utilizando la vigilancia y la invasión de espacios individuales y sociales mediante dispositivos tecnológicos7 . Estas grandes corporaciones deberán evolucionar para obtener características de monopolio pero a la vez facilitando el acceso universal a sus servicios para así extender su influencia. Estarían dirigidas por personas muy preparadas científica y tecnológicamente, una nueva élite gobernante que sustituiría a la fallida élite industrial.8 El pensador Bertrand Russell vaticinaba al respecto:
...los gobernantes científicos proporcionarán un tipo de educación para los hombres y mujeres ordinarios, y otro distinto para aquellos que deben convertirse en los responsables del poder científico. Los hombres y mujeres ordinarios se espera que sean dóciles, laboriosos, puntuales, irreflexivos y satisfechos. (La perspectiva científica, 1945).
La aparente horizontalidad de una sociedad altamente tecnológica sería por tanto una mera apariencia. En este sentido, para Wolin el elitismo es un principio político mediante el cual se asume que la existencia de habilidades desiguales es un hecho ineludible, lo cual la sitúa finalmente en una contradicción con un sistema democrático horizontal9



A semejanza con los fascismos clásicos, el tecnofascismo necesita de una primera etapa de carácter convulso o revolucionario, en la que se ejerce un poder de atracción sobre las masas para derribar a los viejos poderes establecidos por ser atrasados e injustos. En la evolución tecnofascista las sociedades recibirán las innovaciones tecnológicas y tecnocientíficas de manera entusiasta, acrítica, o en todo caso con pocas resistencias. El tecnofascismo no necesita imponer una ideología pero si la adhesión hacia la propia tecnología. Los individuos tenderán a ser educados en visiones de racionalidad más extrema o en distintas visiones del materialismo y el pseudoescepticismo.


Debido a la sobreestimulación a través de medios y dispositivos tecnológicos, existe una sobrecarga de información que crea individuos con un conocimiento más amplio pero a la vez más superficial, lo que facilita la erosión de su pensamiento crítico10 . El tecnofascismo necesitaría también imponer el desprecio a todo lo que no pueda ser percibido, medido o datado, favoreciendo así el cientifismo. No obstante, el tecnofascismo también desarrolla su propia teología pero de corte tecnológico y basada en hipótesis transhumanistas, con el objetivo de prometer a las masas viejos sueños como la colonización del espacio, la inmortalidad o el fin de las enfermedades11
En el tecnofascismo se describe una acomodación de los individuos y las sociedades que no suele ser violento, pero en donde la sociedad tampoco es partícipe del sentido y los fines de manera totalmente consciente. Por ello, resulta inevitable que la definitiva acomodación necesitará vencer resistencias. El escritor Aldous Huxley en su novela Un mundo feliz, planteaba una critica velada a la deshumanización implícita en la esclavitud a los incipientes medios tecnológicos de la era industrial. Describía una sociedad perfeccionada pero que necesitaba de una droga llamada Soma para encontrarse mejor anímicamente. El tecnofascismo se enfrentaría por tanto a una etapa en la que deberá suministrar drogas tecnológicas en forma de dispositivos nanotecnologicos o biotecnológicos integrados en Interfaces Mente-Máquina (MMI) para lograr así la pacificación mediante la deshumanización



El economista y sociólogo mexicano Luis Arizmendi, hace un análisis actualizado12 del tecnofascismo bajo la perspectiva ecológica de Gorz. Arizmendi afirma que el tecnofascismo ya supone una tendencia presente en el siglo XXI, ya que en su opinión, el estado neoliberal está dotado inconfundiblemente de pretensiones postmodernas protofascistas. Concluye en que para evitar un tecnofascismo, se debe evitar caer en una modernidad tanto neoliberal como socialista que impliquen la depredación de la naturaleza.
En el actual tránsito del capitalismo industrial hacia uno tecnológico ha aumentado el temor a un tecnofascismo que pudiera surgir tanto desde los restos de los estados-nación como de las nuevas grandes corporaciones. Esto se expresa también mediante individuos y organizaciones que denuncian de manera creciente a gobiernos y a grandes corporaciones tecnológicas13 . Éstos reciben críticas y denuncias reiteradas debido a sus invasiones en la privacidad de los ciudadanos y a sus estrategias de privilegio, manipulación o monopolio en la la distibución y el tratamiento de la información que producen las sociedades y que vuelcan a la red de redes.

Fuente:  https://es.wikipedia.org/wiki/Usuario:Sorimi/Tecnofascismo

martes, 16 de junio de 2015

Sobre el caos.





Nuestra vida se asienta en el caos. Caos cuyo origen significa abismo oscuro. Esto nos quiere decir que en realidad estamos viviendo en un estado permanente de conflicto interno y a la vez externo, de aquí se deduce que estamos también en una guerra de todos contra todos disfrazada por la hipocresía y el engaño.

Podremos determinar que el caos en si, es guerra, y que produce los efectos y sentimientos de ésta misma, odio, dolor, sufrimiento, muerte, destrucción, violencia, agresividad etc. Por otro lado el orden es un estado de serenidad y de paz interno que deriva en relaciones basadas en el amor que producen creatividad, satisfacción, alegría y vitalidad entre los seres humanos y que conducen al pleno desarrollo activo de todas las cualidades y potencialidades especificas inherentes del individuo, de esta forma se consigue el equilibrio en un sistema determinado.

Volviendo al origen de la palabra caos que en la filosofía griega también significa masa de materia sin forma y que en la mitología era un abismo desordenado y tenebroso que existía antes de la creación del mundo -y a la vez éste dio origen a la palabra cosmos que significa orden-, podremos deducir que para hallar el orden que implica la paz espiritual tendremos que meditar en la medida de la posible lo que sucede en nuestro interior para de este modo dar las mejores respuestas y soluciones a la que acontece en nuestra vida diaria y las relaciones con nuestros semejantes.

lunes, 15 de junio de 2015

Miquel Amorós. ¿Qué es la crítica antidesarrollista?

Violación como Tortura en la Justicia Universal

Women’s Link Worldwide presenta su nuevo video, “Violación como Tortura en la Justicia Universal”, un corto documental sobre el llamado Caso Atenco, incidente en el que más de 200 personas fueron detenidas por la policía mexicana. Entre ellas estaba Cristina Valls, ciudadana española, quien, como las demás mujeres detenidas, fue sujeta a violación y otras formas de tortura. El 25 de enero de 2008 Women’s Link interpuso una querella contra las autoridades mexicanas ante la Audiencia Nacional española, invocando el principio de justicia universal. El video fue presentado en Madrid el 27 de noviembre de 2008. Dirección y Producción: Brújula Comunicaciones.




Violación como Tortura en la Justicia Universal from Women's Link Worldwide on Vimeo.



domingo, 14 de junio de 2015

Gobernar con plena responsabilidad, Joan Peiró i Belis.






 

A pesar de haber admitido la posibilidad de un ensayo, en diversos lugares de las tierras hispánicas, del sistema económico-comunista libertario, hay mil motivos que aconsejan dejar tal ensayo para un futuro más inmediato. Podría hacerse dicho ensayo, pero a condición de malgastar el tiempo, porque este ensayo sería, indudablemente, una de las muchas causas que, de no preverlas y neutralizarlas oportunamente, nos harían perder la revolución.

Cumpliendo, entonces, con la doctrina comunista libertaria –que es la más justa y humana- no creemos que ahora sea el momento de ensayar este sistema. Por encima de las aspiraciones particulares de los sectores que actúan en la lucha, está el interés general que ha podido aglutinar los sentimientos y el esfuerzo de un pueblo contra la acometida infame y criminal del fascismo, el cual es en España, como en otros pueblos, la expresión de la voluntad de todos los enemigos del proletariado.

Sin embargo, hay que alejarse de la confusa atmósfera en la que se debaten los que se preguntan cuál sería la compensación a los esfuerzos y sacrificios de la CNT y la FAI, que en esta contienda son extraordinarios y son un prodigio de heroísmos. Que estos esfuerzos y sacrificios exigen una compensación, es tan justo como evidente, como lo es también que otros sectores, cuya contribución no tiene comparación con la de la CNT y la FAI, exigen y consiguen concesiones desproporcionadas al calor de determinadas circunstancias creadas por un exceso de índole doctrinal. Y puede ser que, también, por una falta de decisión.

Para decirlo bien claro y pronto, digamos que ha llegado la hora que la CNT y la FAI, acepten la responsabilidad de gobernar. Para más de uno esto será una herejía, y hace falta afirmar que no hay tal herejía ni nada que lo parezca. Nosotros, en otras ocasiones, hemos dicho que ni la CNT ni la FAI  podían gobernar, como también hemos dicho que no podían ni debían aceptar puestos en los Parlamentos, en los municipios u otros estamentos oficiales de la sociedad capitalista. Pero ahora, al encontrarnos en un periodo profundamente revolucionario, en el cual han de sufrir una transformación todos los valores de la sociedad, las cosas varían totalmente y el deber histórico de gobernar es, para las dos organizaciones mencionadas, ineludible.

Las ocasiones en las cuales nosotros creíamos que el sindicalismo revolucionario y el anarquismo no podían ni debían gobernar, son aquellas en que las palabras sustituyen a los hechos. Ahora es la hora de hechos y no de las palabras, y a la hora de los hechos –y de hechos revolucionarios- la CNT y la FAI no pueden estar ausentes. Han de estar presentes, y aceptar la máxima responsabilidad de la revolución. La teoría de la no participación en las funciones del gobierno es absurda. Tanto lo es, que ya nadie  se explica la presencia de un problema de nomenclaturas, cuando la CNT y la FAI actúan, prácticamente, en  funciones de gobierno.

Las tareas en los Comités de Guerra, de Abastecimientos, de Trasportes, de Investigación, etc, no son más ni menos que positivas funciones de gobierno. ¿Que esta forma de actuar, hasta cierto punto, excluye de responsabilidades a la CNT y la FAI? Puede ser que esto sea una verdad. Pero mientras lo es, si es que lo es, hay aún otra verdad, y es que otros sectores sindicales y políticos, que en la lucha no tienen un papel tan predominante como el de la CNT y la FAI, hacen lo imposible para conseguir lo que rechazan las señaladas organizaciones revolucionarias. Es posible que esto no diga absolutamente nada a mucha gente, aunque sea un deseo que habla por los codos y de una forma elocuente.

Porque no se trata que los otros sectores quieran gobernar. Lo que es importante es el por qué quieren gobernar. Quieren el gobierno para la realización de sus idearios, con los que no pueden estar conformes los anarquistas y los sindicalistas revolucionarios, y sería curioso –y hasta paradójico – que los que menos contribución han aportado a Catalunya, a la inmensa lucha revolucionaria, fuesen, ahora, los que nos dictasen la ley.

No es hora, aún, de referirnos a comentarios sobre las conductas de unos y otros. Por otro lado, no hacen falta estos comentarios, porque todo el mundo puede comprobar que esta lucha histórica, en la cual todo tendría que ser abnegación y generosidad, se ha convertido en una feria, o en algo parecido, donde los que manejan arbitrariamente los intereses de otros (especialmente de una colectividad) se infiltran por todos los sitios, y donde el que no corre, vuela.

Es infantil detenerse ante una cuestión de nombres. Por más que, inversamente, el caso de la CNT y la FAI, es el mismo que el de la monja que daño su sexo, por miedo a pecar al someterlo a medidas higiénicas. Entre Gobierno y Junta Nacional o Regional, nada hay que los diferencie fundamentalmente y esencialmente. No hay nada más que una simple cuestión de nombres, que un pueril escrúpulo de monja, y por cierto que es de monja boba, porque mientras la CNT y la FAI van bobeando en el entorno de los escrúpulos de conciencia, los otros van preparando el aparato de gobierno con el cual, por mucho que tuviera la autoridad que da el apoyo de toda la opinión, los anarquistas y los sindicalistas revolucionarios no podemos estar conformes de ningún modo.

En plena normalidad política, admitimos que gobierne quien gobierne; en plena revolución, y cuando tantas cosas han de ser transformadas en Catalunya, creemos que sólo la CNT y la FAI pueden ostentar la hegemonía o el predominio mayoritario en el gobierno catalán. Y repetimos que en esto no hay herejía de ningún tipo, puesto que la CNT y la FAI ya tienen, actualmente, una responsabilidad en el gobierno de Catalunya. La CNT y la FAI, de hecho, gobiernan, y sólo nos hace falta dar un paso más: gobernar con plena responsabilidad.

Gobernar con plena responsabilidad quiere decir, ahora, estructurar las posiciones proletarias de la post-revolución, y quiere decir, también, poner todo el cuidado posible porque el sentido unitario y las tendencias centralistas de Madrid no planeen, ahogándolas, sobre las tendencias federalistas y el espíritu libertario, que son el más preciado galardón en las tierras de Catalunya, Valencia, y Aragón…


Que nadie lo olvide: si al llegar al epílogo de esta hora trágica alguien impone la razón y la justicia revolucionarias, este alguien tendrá que ser Catalunya, de la misma manera que ha sido Catalunya, por heroísmo de la CNT y de la FAI, la primera región que ha sabido librarse de la afrenta del fascismo.



“LA RAMBLA”, de Barcelona, 21 de diciembre de 1936.



jueves, 11 de junio de 2015

El caso Scala. Terrorismo de estado y algo más (Xavier Cañadas)





El 15 de enero de 1978, a las 13:15 horas, un incendio de grandes dimensiones destruye la sala de fiestas Scala de Barcelona, provocando la muerte de cuatro trabajadores. En 48 horas son localizados los presuntos autores del atentado por parte de la Policía, identificados de entre los 10.000 manifestantes que acababan de participar en la manifestación convocada por CNT contra los Pactos de la Moncloa. Estos Pactos —firmados por el PSOE y el PCE en octubre de 1977, con el beneplácito de UGT y CC. OO.—– iban a marcar un antes y un después en la capacidad de la clase trabajadora española para hacer frente a la flexibilización y precarización capitalista del mercado de trabajo que necesitaba la reforma económica neoliberal.
Xavier Cañadas, militante de la CNT en aquellos momentos, fue una de las cinco personas encausadas y condenadas por el llamado «Caso Scala», lo que le supuso pasarse ocho años en prisión. En su relato explica cuál fue la participación y responsabilidad real en los hechos de las personas condenadas; cómo transcurrió el juicio plagado de irregularidades; y cómo se fraguó la destrucción del Scala y el montaje policial, vertebrado en torno a la figura del confidente policial Joaquín Hernández —alias «el Grillo» o «el Viejo Anarquista»—, un delincuente común convertido por obra y gracia de los servicios de inteligencia en un veterano y represaliado militante anarquista.
Con este atentado y la represión posterior contra el conjunto del movimiento libertario, el Gobierno neofranquista de UCD y el entonces ministro del Interior Martín Villa perseguían erosionar la imagen pública de la CNT —y de todo el movimiento libertario—, que por aquel entonces, con sus 100.000 afiliados sólo en Cataluña, constituía una seria amenaza para los pactos, consensos y tejemanejes de los que la izquierda institucional y la cúpula política y empresarial franquista fueron protagonistas durante la llamada Transición.
El Caso Scala marcó el fin del crecimiento espectacular de la CNT y del movimiento libertario, y el inicio de su decadencia acelerada.
Xavier Cañadas Gascón, libertario, estuvo afiliado a la CNT a finales de los setenta. Condenado a 17 años de cárcel por el conocido como «Caso Scala», salió en libertad condicional tras cumplir ocho años de prisión. De su experiencia en diferentes cárceles españolas trata el texto Entremuros. Las prisiones en la transacción democrática, publicado por la editorial vasca Muturreko Burutazioak (Bilbao, 2000), y El Tubo.
Te puedes descargar el libro desde este enlace: Caso Scala.

Fuente:  http://www.nodo50.org/lalibre/recomendacion/caso-scala-terrorismo-estado-y-algo-mas


miércoles, 10 de junio de 2015

Negros presagios: política anarquista en la época del colapso

 
 
Dark tidings: anarchist politics in the age of collapse. 
 
 
Ha sido algo evidente desde hace décadas. Sólo con la combinación de grades dosis de ignorancia, arrogancia y autoengaño se ha conseguido caricaturizar un diagnóstico perfectamente lógico como los desvaríos irracionales de unos marginados apocalípticos. Pero ahora, conforme la realidad nos abofetea repetidamente se asume al fin, si bien con rapidez, que hay que admitir la existencia de una pauta regular. Ya no se puede seguir mirando a otro lado: la civilización industrial está colapsando. De hecho, ya estamos en el ojo del huracán. Los precios de la energía se han disparado, como consecuencia de haber alcanzado recientemente el pico en la producción global de petróleo y su consiguiente e inevitable declive posterior. Huracanes, sequías y patrones climáticos impredecibles se han vuelto más frecuentes e intensos, haciéndonos sufrir las consecuencias del calentamiento global que nosotros mismos hemos provocado. Mientras, la calidad del suelo y del agua se sigue degradando, la biodiversidad se desploma, con una tasa de extinción de especies 10.000 veces superior a la normal. A su vez, la tremenda crisis de los precios de los alimentos en que se ve sumido el globo en estos momentos es la indicación más poderosa, hasta el momento, de que ya no cabe esperar la vuelta a la situación anterior. Por el contrario,  lo que vemos es la batalla final entre la necesidad infifinita de crecimiento del capitalismo neoliberal y los  recursos limitados de un único planeta. Y ni con toda la ingeniería financiera o los inventos de última tecnología que el dinero pueda comprar va a escapar el sistema a su inevitable derrumbe. Se ha llegado al punto de inflexión y nosotros somos la generación a la que corresponde el dudoso honor de vivir y morir en sus últimos estertores.    Muchos de los autores que participan en este volumen (1) han celebrado el auge de la actividad de las anarquistas y sus temáticas, conforme reaparece la oposición al capitalismo en todo el planeta. Y sin embargo, cuando se intenta dar una perspectiva internacional del porvenir de estas prácticas, hay que enfrentarse a negros presagios. Las anarquistas y sus aliadas tienen que proyectarse a un futuro de inestabilidad y deterioro crecientes, y reinventar sus tácticas y sus estrategias a la luz de las crisis convergentes que van a ser características del siglo XXI.

Descargar artículo completo: "Negros presagios: política anarquista en la época del colapso"

Fuente: http://estudios.cnt.es/

martes, 9 de junio de 2015

El Sueño Igualitario De Las Barcelonas Rebeldes

"Pocas veces una ciudad ha estado en manos de sus gentes. Barcelona, algunas veces, pocas, pero con una intensidad tal, que el recuerdo de aquel amanecer, de aquella fiesta solidaria a lo largo de días o semanas aún les obsesiona, a ellos para intentarlo otra vez, y a sus enemigos para evitarlo."


miércoles, 3 de junio de 2015

¿El Capital es sólo económico?



Bourdieu a la hora de efectuar sus análisis sociológicos valora como capital no sólo el acumulable en forma de moneda, infraestructuras y bienes materiales intercambiables. Si sólo se considera capital al dinero, no pueden ser explicados los comportamientos aparentemente altruistas de los agentes que se mueven por el campo. Bourdieu incide en señalar que las prácticas de noble corazón se asientan también en una base interesada, crematística, económica, que permite al agente la acumulación de un capital que tiene que ser denominado de otra forma, y que es acumulado por el jugador de muchas maneras: como capital simbólico, en forma de honor, honradez, solvencia, competencia, generosidad, pundonor, entrega más allá de toda sospecha; como capital cultural interiorizado o incorporado, que es el que se adquiere en el seno de una familia (p. ej. de clase alta), o de una circunstancia concreta (una institución prestigiosa); como capital cultural objetivado, que es el visible en la acumulación de objetos extraordinarios, obras de arte que muestran el gusto distinguido del agente; como capital cultural institucionalizado, cuya forma más evidente la constituyen los títulos y diplomas; como capital social, conseguido a través de la red de relaciones que establece el agente por el campo. Todos esos capitales son transformables en capital económico, y viceversa. Son capitales que manifiestan su efectividad bajo la condición del disimulo, del fingimiento en la creencia de su no cualidad económica.


Fuente; Wikipedia

lunes, 1 de junio de 2015

"Peligro en la retaguardia" Joan Peiró i Belis



                                            La pistola con la Cruz     



Al instaurarse la República, la revolución política que España necesita para incorporarse al concierto de los pueblos inteligentes y espiritualmente libres, fue sacrificada a la influencia de un tópico funesto. Se quiso dar al mundo la ejemplaridad de un pueblo que cambiaba su régimen político sin una conmoción violenta y sangrienta, sin dar demasiados quebraderos de cabeza a la plutocracia y a los reaccionarios de todo pelaje, y los hechos no tardaron demasiado en demostrar al mundo que los republicanos y socialistas eran víctimas de su propia necedad. No tenemos que demostrar la historia de España, desde el año 1933 hasta los días presentes.

Conscientes de las realidades, sabemos que la revolución no son solamente los hechos violentos de la calles y las barricadas. Una reforma jurídica, políticamente y hasta socialmente, puede tener un contenido profundamente revolucionario. Lo que no sabemos es que haya en el mundo ningún pueblo que cambie su régimen político sin un choque violento entre las dos fuerzas antagónicas, las que, en toda ocasión, han aportado a la lucha la inevitable contribución de sangre, de una sangre -al ardor de la cual se forjan los héroes vencidos y los símbolos de los regímenes triunfantes. Y España no podía ni puede ser una excepción.

Si ciertamente se instauró la República evitando el derramamiento de sangre, es igualmente cierto que la República ha vivido siempre precariamente, que la pretendida revolución jurídica, pretensión que han tenido los gobernantes del primer bienio, tan sólo han sido una serie de tópicos y de figuras retóricas escritas sobre el papel, y es más cierto, aún, que la existencia del nuevo régimen depende menos de su contenido revolucionario que de la gesta de cualquier Pavia despiadado.

Y es evidente, una cosa fatalista, que mientras la revolución política no se profundice hasta las bases superficiales de la economía española, -la que representa el más nimio principio de justicia social-, la República vivirá precariamente, quedando en peligro de esfumarse a la primera contingencia de cualquier aventurero con sable, porque los aventureros con sable, hoy como en los tiempos de la monarquía, reciben el calor y el impulso de los potentados y de los reaccionarios, que permanecen con la cabeza sin reventar.

Recordamos que a la mañana de instaurada la República, el pueblo intentaba asaltar una casa de la Via Laiatena. Fue en can Cambó. Un capitán de Artillería se opuso al intento, convenciendo al pueblo recomendándole aquel civismo que había de dar ejemplo al mundo; y tanto lo convenció, que aquella masa de hijos del pueblo cargó sobre sus espaldas al mencionado capitán y lo vitoreó con pasión. Ese capitán, el capitán Merino, por aquel entonces destacado en Mataró con la consigna de no relacionarse con nadie más, aquí, que con nosotros, tuvo que oír nuestro reproche debido a su actitud en can Cambó. El capitán Merino, un revolucionario probado, nos replicó que obedecía ordenes de los superiores al hacer un trabajo que a él no le era grato, y bajo esta respuesta replicamos nosotros que los que daban esas ordenes algún día se iban a lamentar dándose una cabezazo. Los hechos nos han dado la razón. Nos la están dando aún.

Se ha iniciado el tercer bienio y las cabezas de la plutocracia y de los reaccionarios de todo pelaje, quedan todavía sin aplastar. Se aplastan, pero, las cabezas de los hombres que representan una adhesión al nuevo régimen y de los hombres que comulgan con los ideales de la redención humana. Las turbas de fascistas van violentas por las calles de todas las tierras ibéricas, cada día son más violentas y a la vez más ingeniosas en viles provocaciones. Y es que los que deberían enterarse, no se dan cuenta que el poder oculto de los potentados y de la Iglesia, prototipos de la reacción y del obscurantismo, mantienen intactas las correspondientes organizaciones antiliberales y terroríficas. Se resisten a ver que, ahora más que nunca, la pistola se ha asociado a la Cruz para sacrificar al pueblo.


Las turbas de fascinerosos agrupados en el entorno del Feix, no son más que turbas mercenarias al servicio de la Iglesia, de la aristocracia y del alto Capitalismo.

¿Qué han hecho los gobernantes de la República para acabar con el poder y la potencia de unos y otros?

La democracia está muy bien en los pueblos donde las clases sociales más regidas saben otorgarle el debido acatamiento. En España es a la inversa, y se da todavía el hecho singular que el trato democrático reza más para los que saben recordarlo. que no a los que le dan un respetuoso y constante acatamiento. Y siendo así, ¿Por qué esta insistencia en hacer prevalecer los principios de la democracia como medio terapéutico para curar las llagas morales y espirituales de los que rechazan la correspondiente cura? ¿ Por qué esta insistencia a querer que las ostras–¡y que ostras, la de nuestros cavernícolas!- se abran por medio de la persuasión? ¿No se había visto todavía, aún, que esta connivencia con los de arriba y con los reaccionarios, comporta el enderezamiento de estos?

¿Todavía no ha llegado la hora de pegar fuerte sobre la cabeza de los declarados enemigos del pueblo? ¿Tenemos que esperar que, uno a uno, vayan cayendo los que no esconden su adhesión a la República y los que comulgan con los ideales de redención humana?

Los estamentos populares, mayoritariamente los estamentos proletarios, se han de someter, para poder reunirse, a los preceptos de la Ley de Reuniones y al control de la autoridad gubernativa.
La Iglesia y los centros reaccionarios se reúnen cada día y a la hora que quieren, sin someterse a ningún precepto legal ni a control de ningún tipo, y es en la Iglesia y en los centros cavernícolas dónde se conspira contra las libertades populares y contra la vida de los hombres avanzados. No quiere decir nada que a cada ataque reaccionario, el pueblo reaccione con los consabidos vivas a la República. Mas no hay que esperar a que el pueblo pierda el aliento delante de la persistencia de los ataques, porque sería estúpido creer que el pueblo mantendrá inalterables, como hasta ahora, la fe y el entusiasmo por la República, a menos que ésta sepa comportarse como una República capaz de aplastar a los enemigos del pueblo..

Cada día se ve con más claridad que la Cruz y todo lo que en España significa privilegio, hasta ahora intangible, ha buscado la ayuda de las pistolas mercenarias para poder ahogar en sangre las voces que claman por las libertades populares y para abrir nuevos horizontes a España. Y si no son los gobernantes los que pongan freno a las violentas turbas terroristas agrupadas en el entorno del Feix- organización infame alimentada e impulsada por la Iglesia, por la aristocracia, y por el alto Capitalismo-, hará falta que sean las masas populares la que tomen la justicia por sus propia mano.

Nosotros afirmamos que esto último sería la forma que la justicia fuese lo más rápido y completa, y afirmamos, aún, que delante de las pistolas asociadas con la Cruz, los métodos jacobinistas son los más efectivos para luchar contra la Cruz y contra las pistolas,

COMBAT, de Mataró, 18 de abril del 1936. Joan Peiró i Belis

Joan Peiró i Belis, anarquista moderado fue torturado y asesinado el 24 de julio de 1942 en Paterna por negarse a colaborar con el régimen franquista. A la teva memoria company.