In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

sábado, 28 de mayo de 2016

Reflexiones varias.



El Poder busca la adhesión de sus partidarios en la hipocresía y la bajeza ética que proporciona la atracción del estimulo de la misma naturaleza del poder que crea la corrupción en la que se sustenta el sistema de dominación.

La relatividad del sufrimiento o del dolor (según se mire) que infringe la explotación, la humillación o el sometimiento, no debe ser del todo clara si todavía no existe una clara percepción del sistema de dominación.

La revolución no puede enmascararse detrás de una ideología que conduce al autoengaño, la revolución es la conciencia de la ética llevada a la práctica.

En una sociedad jerarquizada hay gobernantes y gobernados, pero dentro de los gobernados también hay dominados y dominadores que perpetúan el sistema porque la dominación es un síntoma de la corrupción generalizada de la sociedad que destruye la integridad del individuo.

En una sociedad corrupta los detentores del Poder gestionan y controlan la corrupción para preservar el Poder.

La revolución será ética o no será.

La naturaleza o la cualidad de la violencia puede tener dos vertientes, la perversa y sometedora que consistiría en la premeditación y en la planificación de la misma, y la espontánea que consistiría en la defensiva y liberadora. El Poder o Estado Capitalista reencarna la violencia perversa sometiendo a sus súbditos que la aceptan y la toleran según sus intereses más inmediatos a la vez que la ponen constantemente en práctica entre ellos de diversas formas. El acto defensivo contra la violencia para liberarse de ella aún suponiendo en última instancia violencia (de diversas formas) para contrarrestarla es legítima siempre que atente en general contra la vida de uno mismo o de otro.

El Poder mata espiritualmente a los más incompetentes e inadaptados socialmente con drogas, alcohol y entretenimiento, haciéndolos sentir culpables de su desgraciada vida improductiva y carente de sentido.

Un ser sin espíritu no se puede rebelar contra nada ni contra nadie, es decir, es un ser dependiente y sumiso carente de auto-estima y estima al prójimo.

Quien domina el arte de la interpretación puede engañar fácilmente, porque lo que hace la gente normalmente es formarse imágenes preconcebidas que han sido procesadas previamente por la visión que les ha impuesto la cultura a través de la propaganda.


La libertad consiste en no crear imágenes preconcebidas de los otros.

La sociedad ha creado el Estado para que sus miembros puedan sentirse seguros del peligro que entrañan los propios individuos que integran la sociedad y del resto de los Estados que están en competencia mutua permanente, de esta forma, la violencia sólo puede ser concebida y practicada por el Estado que a la vez que la fomenta y utiliza por medio de la competitividad (violencia estructural e institutonacionalizada por medios familiares y educativos) que surge del aparato propagandístico del sistema capitalista, la refuerza con sus métodos de violencia por medio de la coerción vía policial y militar que aseguran la reproducción del sistema de dominación capitalista que sustenta el Estado y que a la vez también protege a sus súbditos mediante su adhesión y pertenencia a la máxima institución de Poder que controla sus vidas. En este contexto el Estado representa la institución mafiosa por excelencia al ser una organización social que otorga a sus súbditos seguridad a cambio de dinero vía impuestos.


La conciencia contiene toda la información del mundo y de lo que somos más la de nuestro espíritu.

La propaganda es sólo una parte del conocimiento que ha desarrollado el ser humano mediante el pensamiento.


La invasión de información a la que estamos sometidos constantemente sirve entre otras cosas para desviar nuestra mirada al centro de atención que dirige el Poder para someternos a su voluntad.

jueves, 26 de mayo de 2016

Propaganda.






"El juicio crítico desaparece completamente, porque de ninguna forma puede jamás existir juicio crítico colectivo [...] El individuo no puede seguir juzgando por sí mismo porque inevitablemente relaciona sus pensamientos con todo el complejo de valores y prejuicios establecidos por la propaganda. Respecto a las situaciones políticas, se le dan hechos juicios de valor investidos con el poder de la verdad por [...] la palabra de expertos."
"El individuo no tiene ocasión de ejercer su juicio sea en cuestiones de principio o en sus implicaciones. Esto lleva a la atrofia de una facultad no ejercida con facilidad bajo [las mejores] condiciones [...] Una vez el juicio personal y las facultades críticas han desaparecido o se han atrofiado, no reaparecerán simplemente cuando la propaganda se suprima [...] se necesitarían años de educación intelectual y espiritual para restaurar esas facultades. El que está sometido al influjo de la propaganda, al ser privado de una propaganda, adoptará inmediatamente otra. Esto le ahorrará la agonía de encontrarse vis a vis con un acontecimiento sin una opinión confeccionada
Una vez los mejores niños son rotos por un sistema así, se desintegran moralmente, pasando a ser dependientes de la aprobación del grupo. Una alumna de mérito nacional de mi propia familia escribió una vez que su sueño era ser «una pequeña parte de una gran máquina». Eso me rompió el corazón. Lo que los chicos atontados por la escolarización no pueden hacer es pensar por sí mismos o estarse tranquilos alguna vez durante mucho rato sin sentirse locos. Los chicos y chicas idiotizados muestran dependencia explotable de muchas formas por las personas mayores especialistas en ello.
De acuerdo con los análisis oficiales, la estupidez no se enseña (como sí mantengo), sino que es innata en un gran porcentaje de lo que se ha venido en denominar «fuerza de trabajo». La expresión misma fuerza de trabajo debería decirle a usted mucho sobre la mente que gobierna la sociedad moderna. De acuerdo a los informes oficiales, sólo una pequeña fracción de la población es capaz de lo que usted y yo llamamos vida mental: pensamiento creativo, pensamiento analítico, pensamiento crítico, una tríada que ocupa las tres posiciones más altas en la Taxonomía de objetivos educativos [Taxonomy of Educational Objectives] de Bloom. Sólo una fracción tan pequeña que le impresionaría. De acuerdo con los expertos, la gran mayoría de la masa es estúpida más allá de cualquier esperanza, incluso de forma peligrosa. Quizás sea usted cómplice voluntarioso de este golpe social que ha hecho revivir el sistema de clases inglés.
    
Si cree que no se puede hacer nada por el tonto excepto dar amabilidad, porque se trata de la biología (el modelo de la curva de campana); si cree que los opresores capitalistas han arruinado a los estúpidos porque son malos (el modelo neomarxista); si cree que la estupidez refleja una fibra moral depravada (el modelo calvinista); o que es el modo de la naturaleza de descalificar a los inadaptados de las oportunidades de reproducción (modelo darwinista); o que es el modo de la naturaleza de proveer alguien que le limpie el baño (el modelo elitista pragmático); o que es evidencia de mal karma (el modelo budista); si cree cualquiera de las diferentes explicaciones dadas para la posición de los estúpidos en el orden social que tenemos, entonces estará obligado a admitir que una vasta burocracia es verdaderamente necesaria para dirigir a los estúpidos. De otra forma nos asesinarían en la cama.
 
La sorprendente posibilidad de que la gente tonta no exista en suficiente número para garantizar las carreras dedicadas a vigilarla le parecerá increíble. Sin embargo esa es mi proposición: la estupidez masiva tuvo que ser imaginada primero. No es real.
 
La escolarización obligatoria surgió de la nueva lógica de la Era Industrial, la lógica impuesta en la naturaleza humana por el combustible fósil y la maquinaria de gran velocidad.
 
Tras la Guerra Civil, el análisis especulativo utópico respecto al aislamiento de los niños en recintos de custodia, donde podían ser sometidos a prácticas deliberadas de moldeado, comenzó a discutirse seriamente por las élites políticas del Nordeste de los negocios, gobierno y vida universitaria. Estas discusiones fueron inspiradas por una creciente comprensión de que el potencial productivo de la maquinaria impulsada con carbón era ilimitada. El desarrollo del ferrocarril, hecho posible por el carbón, y sorprendentes nuevas invenciones, como el telégrafo, parecían de repente hacer la vida de pueblo y los sueños locales irrelevantes. Estaba surgiendo una nueva mente gobernante en armonía con la nueva realidad.
La motivación principal para esta revolución en la vida familiar y comunitaria podría parecer ser la codicia, pero esta apariencia superficial esconde visiones filosóficas que se aproximan en intensidad a la exaltación religiosa: de que el efectivo adoctrinamiento precoz de todos los niños debería llevar a una sociedad ordenada científicamente, controlada por la mejor gente, liberada ya de la obsoleta camisa de fuerza de las tradiciones democráticas e históricas actitudes libertarias norteamericanas.
La escolarización obligatoria era la medicina para llevar a toda la población continental a la conformidad con estos planes, de forma que pudiera ser considerada como un «recurso humano» y gestionada como una «fuerza de trabajo». No se permitirían más Ben Franklin ni Tom Edison: constituían un mal ejemplo. Una forma de controlar esto era ocuparse de que se impidiera a los individuos hacerse cargo de sus vidas activas hasta una edad avanzada, cuando el ardor de la juventud y su insufrible autoconfianza se hubieran enfriado.
     
Una vez se desea la existencia de los tontos, estos sirven para valiosas funciones: como peligro que son para sí mismos y para los otros tienen que ser vigilados, clasificados, disciplinados, adiestrados, medicados, esterilizados, metidos en guetos, engañados, coaccionados, metidos en la cárcel. Para los idealistas representan un desafío, réprobos a quienes hacer socialmente útiles. No importa del modo que quiera verlo, cientos de millones de niños perpetuos requieren atención pagada de millones de adultos custodios. Una horda ignorante que ser escolarizada de una forma u otra."



Fuente: http://www.treecreativity.com/2014/02/tontos-utiles.html


sábado, 21 de mayo de 2016

Dictadura, democracia, 15-M y propaganda.




La amenaza de un sistema totalitario (dictadura) siempre estará viva en mayor o menor grado para el pueblo cuando el Poder sienta el peligro de una acometida que intente acabar con su legitimidad que le ha otorgado la sociedad mediante el voto en las urnas.
El gobierno de la sociedad es consentido en forma de democracias representativas y sus respectivos partidos políticos o es impuesto en forma de dictaduras y partidos únicos de diferentes modos, estas son las dos caras de una misma moneda que el Poder usa cuando más le conviene para controlar y dirigir a la sociedad. Toda oposición al Poder constituido básicamente por el Estado y el Capital en su versión privada (gran banca y multinacionales) por una minoría, tendrá que ser asimilada y aceptada por una mayoría sino quiere verse abocada al fracaso en el intento por la disolución que representan las instituciones del Poder legitimado o no por la sociedad.

Internet: La mejor arma para desactivar, disolver o desviar cualquier movimiento disidente o subversivo que cuestione y amenace de alguna forma u otra el statu-quo del sistema de dominación que controla el Poder.

Estamos en una guerra permanente desde hace milenios y la gente sigue sin enterarse.

El dilema es el siguiente: si el individuo es o forma parte de la sociedad y no puede actuar o influir sobre ésta porque la propaganda o mejor dicho el monopolio de la misma lo impide porque va en contra de los intereses de una élite de Poder que la detenta, aquel o aquellos individuos que quieran oponerse al sistema de dominación tendrán que buscar vías alternativas para crear una anti-propaganda que contrarreste la propaganda emitida por la oligarquía y que pueda influir en una parte de la sociedad que está bajo el influjo de las corrientes de pensamiento de la propaganda dominante.
La posibilidad de poder influir sobre los individuos que están bajo el influjo de la persuasión de la propaganda pasará por lo tanto por una concepción diferente de la visión del mundo que ofrece la propaganda dominante y se basará en la especulación, es decir, en observar los hechos de forma holística y con cierta intuición para de este modo conseguir anticiparse a los movimientos que ejecuten los detentores de la propaganda y por ende del Poder


El 15-M significó y representó para la disidencia una vía en la que poder canalizar el descontento inicial que la crisis económica había iniciado y tratar de denunciar la inoperancia y la corrupción del Gobierno y del sistema en general, y que acabó convirtiéndose en un movimiento (estancado) sin movimiento. La vía que quería abrir la disidencia se transformó en una válvula de escape que supo aprovechar el Poder para reducir y mitigar y al fin desactivar las posibles reacciones y consecuencias que podían llevar a cabo el trabajo de un colectivo autónomo e independiente de las instituciones del Estado, en mayor o menor medida efectivo y creador de nuevas fórmulas de relación y organización social o política para de esta forma poder contrarrestar la ineficacia del sistema de dominación.

jueves, 12 de mayo de 2016

Estado, sociedad y corrupción.




Contra las injusticias, pensamiento radical.

Tolerar los partidos políticos mediante el voto es tolerar el gobierno de la infamia y de la corrupción, por lo tanto es tolerar también las injusticias que se cometen en este mundo en nombre de la libertad, la igualdad y de la fraternidad.

El trabajador asalariado en vez de sentirse un ser explotado y por lo tanto esclavizado como antes, hoy se siente un privilegiado comparado con el resto de parados que están esperando las migajas del pastel que reparte el Capitalismo para ser explotados nuevamente.

El sistema represor en el que se constituye la élite de poder equivale a la normalidad de los hechos que aprueban en un consenso la minoría que gobierna y una mayoría de gobernados del conjunto de la sociedad, lo que se convierte en un demofascismo que asimila cada vez más leyes represoras que dicta la élite para gobernar a sus súbditos, es decir, el pueblo es reprimido, vigilado y condenado por el mismo pueblo para el mejor gobierno de los gobernados, la meritocracia se sirve de los mejores gobernados para de este modo reprimir a la disidencia que se opone de forma más o menos clara al sistema de dominación.

Como de las esperanzas y de las ideas se vive, también se puede vivir de las ilusiones que proyecta el sistema de dominación a través de la propaganda en forma de esperanzas e ideas falseadas por medio de información manipulada.

En las condiciones que nos encontramos y debido al fortalecimiento del sistema de dominación en general, la pauperización y atomización del individuo y de la capas sociales sobrantes y menos adaptadas del sistema irá en aumento, de lo que se desprende que el grado de rebeldía de las masas desposeídas entre otras cosas de los medios de producción para la supervivencia y de la capacidad de enfrentamiento se diluirá a favor del grado de dependencia y por lo tanto de sumisión y obediencia al sistema que las oprime.

La sociedad ha colapsado porque es impotente antes las injusticias que se cometen en la actualidad, en estas circunstancias el colapso es controlado por el Estado que protege y gestiona la corrupción del mismo y de la sociedad en general.

La sociedad sólo puede ser movilizada por los medios de información masivos que están al servicio de la élite de Poder, sin embargo es incapaz de dar un paso por ella misma.


La societat és degrada en funció de les injusticies que comet l'Estat.


miércoles, 4 de mayo de 2016

Pensamiento y propaganda.



Si el pensamiento especulativo rige el sistema como beneficio económico particular en la esfera individual cuya finalidad es la acumulación de dinero y mercancías es porque antes hubo una aceptación por parte de éste en la consolidación de un proyecto que proponía una mayoría que practicaba y fomentaba la propaganda que dictaba una élite ávida de poder, en esta coyuntura la democracia (aún siendo representativa) se transforma en la dictadura de las mayorías, por lo tanto, la imposición de un pensamiento refractario basado principalmente en el poder se hace por medio de las mayorías que lo asimilan a través de una pequeña minoría.
De lo que se deduce que el pensamiento en la esfera colectiva de la sociedad obedece a la perpetuación de un modelo rígido que a la vez que es impuesto por la Autoridad competente desde arriba (por ejemplo con formas jerarquizadas del aparato estatal) es también tolerado y finalmente asimilado como el modus vivendi normal por el conjunto de la sociedad que lo consolida y sustenta como única forma de vida en la que tiene que adaptarse si no quiere sucumbir por el mismo sistema de dominación.
El pensamiento especulativo se convierte en pensamiento único en la esfera individual y colectiva y por lo tanto acaba siendo una forma dictatorial que reprime y aísla a los individuos o colectivos minoritarios que no aceptan el pensamiento como forma dictatorial y por lo tanto única de existencia.

La propaganda por el hecho que consiste básicamente en el enfrentamiento contra el Poder o el orden establecido por éste puede ser contraproducente en algunos casos dependiendo del apoyo que tenga de la sociedad, si hay una mayoría que acepta las reglas de juego que propone la élite de Poder para la organización de la sociedad se hace peligroso o directamente puede desencadenar que una batalla esté de antemano perdida no tan sólo por los medios que dispone el Poder sino también por la colaboración de una mayoría que es apéndice del mismo Poder, con lo cual la estrategia de una pequeña minoría contra el Poder tiene que actuar en principio como contra-propaganda para atacar las bases en las que se sustenta el monopolio de la propaganda que está en manos del Poder, de esta forma la propaganda por el hecho se hace efectiva y adquiere una nueva dimensión si en la batalla de las ideas sale victoriosa del enfrentamiento contra la propaganda que ejerce el Poder como sistema de dominación y de esta forma pueda crear un nuevo derecho u orden de convivencia social si es asimilada por una mayoría de la sociedad.

Ideas fundamentales del anarcosindicalismo - García Rúa