In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

viernes, 25 de enero de 2013

"Venezuela: Nuestro petróleo y otros cuentos" (Elisabetta Andreoli, Gabriele Muzio, Sara Muzio, Max Pugh)

"Nuestro petróleo y otros cuentos" es un polémico documental realizado a finales del 2004 que desnudó y desagradó en grado sumo al régimen del teniente coronel Hugo Chávez en Venezuela. Irónicamente financiado por el Ministerio de la Cultura a través del CONAC, su exhibición pública en los medios del Estado y alternativos afectos al gobierno fue vetada y prohibida en Venezuela. Sus realizadores italianos debieron abandonar el país debido al constante acoso del gobierno militarista venezolano. Gracias a Internet fue posible conocer de su existencia y ver el rostro oculto de la "Revolución Bonita".


Enlace documental completo: http://vimeo.com/22903361




lunes, 21 de enero de 2013

La sociedad de los mercenarios.




No cabe duda alguna que vivimos en la sociedad de los mercenarios, donde la inmensa mayoría busca el placer y el goce inmediato de las cosas que provoquen sensaciones agradables  con el menor esfuerzo que no sufrimiento posible.
Es lo que tiene vivir en un mundo donde la inmediatez, la rapidez y la compulsión de los deseos sensoriales se puedan satisfacer con el menor tiempo posible como la toma de las drogas legales e ilegales, la practica el sexo o el cibersexo, por poner unos ejemplos.
Entonces nuestra lucha es contra el tiempo, el tiempo que nos queda por vivir, por tener que realizar todos nuestros deseos con la mayor prontitud posible, luchamos por vivir el mayor tiempo posible. En la sociedad de los mercenarios el hombre sólo busca el placer de las cosas, el reconocimiento, la fama, y una posición social que le otorgue el mayor status de vida posible. Las comodidades y el confort, el acaparamiento y la acumulación de riqueza. Pero el mundo no da para tanto, los recursos naturales son limitados como nuestra vida. La obsesión por los deseos en el hombre son la vía de escape que tiene para poder sobrellevar la carga de su existencia y el sufrimiento de la misma, en muchos casos un sufrimiento provocado por los mismos deseos no realizados o fracasados. La sociedad de los mercenarios es una consecuencia de la propaganda y la cultura, donde los medios de comunicación es el máximo difusor y portavoz del Capital, generar seres alineados es su función. La sociedad de los mercenarios sólo necesita hombres preparados para producir lo máximo posible en el menor tiempo posible sin pensar en las consecuencias que puedan tener para el resto de la humanidad y el planeta en el que habitamos.

jueves, 17 de enero de 2013

Opinión pública, opinión privada.




¿Qué es la opinión pública?

Según Wikipedia a grandes rasgos la definición de opinión pública es: "La opinión pública es la tendencia o preferencia, real o estimulada, de una sociedad o de un individuo hacia hechos sociales que le reporten interés.

La opinión publica debería ser la respuesta de los intereses convicenciales que nos afectan de todos  los ciudadanos que habitamos este mundo para poder vivir en las condiciones óptimas a todos los niveles, es decir, colectivamente e individualmente.

Pero, ¿Quién crea realmente la opinión pública?

La opinión pública es creada principalmente por los medios de comunicación al servicio del Estado-Capital, como la la televisión, la prensa, la radio, internet, etc, etc.
De aquí surgen los metodos de condicionamiento promulgados desde el poder para manipular a sus respectivas sociedades.

Como se puede observar a lo largo de la historia los métodos de condicionamiento utlizados por el Estado van cambiando según los modelos de sociedad vigentes en cada momento.

¿Quién crea los modelos de sociedad a cada momento en la “democracia”?
Los modelos de sociedad son creados mayoritariamente por la propaganda que generan los medios de comunicación al servicio del Capital, es entonces cuando la opinión pública está secuestrada en manos de una minoria que determina el pensamiento de una gran inmensa mayoría, la opinión pública se convierte en opinión privada, privada en esencia de libertad de pensamiento, de pensamiento individual y objetivo.

jueves, 10 de enero de 2013

El Sicario, Room 164 - Gianfranco Rosi

Nuevo documental en el que queda patente en este caso el poder conjunto de los Estados y el crimen organizado, nada mejor para demostrarlo que un sicario contando con todo lujo de detalles sus misiones dentro del grupo mafioso.


Un sicario responsable de secuestros, torturas y de cientos de muertes cuenta él mismo los secretos de su trabajo. Ex comandante de la policía de Chihuahua, actualmente vive como un fugitivo, perseguido por sus antiguos jefes. El experimentado documentalista Gianfranco Rosi, premiado en Venecia en 2008 por su obra ''Below Sea Level'', decidió correr el riesgo de entrevistarse en persona con un auténtico narcotraficante y sicario para conocer de primera mano su testimonio. Rosi se encarga no sólo de la realización, sino también del guión, la producción y la fotografía, campos, todos ellos, en los que ha desarrollado una amplia experiencia a lo largo de su carrera. Lo más destacable de la cinta es que toda la investigación se desarrolla en torno al discurso de un auténtico delincuente, cuya cabeza está valorada en más de 180.000 euros, por lo que el protagonista aparece en todo momento con el rostro cubierto. El encuentro tuvo que realizarse con la máxima discreción en un espacio fronterizo entre México y Estados Unidos, en la habitación 164 de un hotel, que da título al documenta





lunes, 7 de enero de 2013

Sobre el artículo de Juan Carlos Usó, “Nos matan con heroína”

                                        Respuesta al artículo "Nos matan con heroína". 



El artículo escrito por Juan Carlos Usó publicado en la revista Mombaça, y publicado en La web sense nom, empieza aportando una serie de datos y teorías que son de interés para estudiar o provocar la reflexión del lector sobre el problema de la heroína principalmente poco después de la transición en el Estado español. El significado de la entrada de heroína en territorio español después de la muerte de Franco, la podríamos encontrar en el cambio de régimen, y con la tan ansiada democracia, la entrada en el mercado globalizador  también repercute en el asunto de las drogas ilegales como la heroína entre otras. El ingrediente que encontramos asociado en la entrada, distribución y consumo de droga con la libertad individual del sujeto y el Capitalismo “democrático” estatal, nos ayudará a entender el problema que nos ocupa. No obstante la ambigüedad con la que trata el final del artículo a mi modo de ver puede provocar confusión al lector. El artículo acaba con la siguiente reflexión:
Entonces, ¿cómo ha podido calar tanto y tan hondo esa idea en el colectivo imaginario de los españoles, que hasta hoy en día es compartida por muchas personas?
En general, las teorías conspirativas son a menudo preferidas por las personas como modo de entender lo que está pasando a su alrededor sin tener que lidiar con las complejidades de la historia y la interacción política. También es cierto que los humanos sentimos una honda pasión natural que nos atrae hacia el misterio. Asimismo, está comprobado que solemos aplicar una lógica en función de la cual esperamos que un evento significativo responda a una causa significativa. No obstante, sin descartar estos tres aspectos, creemos que el éxito en este caso obedece a dos factores específicos.
En primer lugar, podemos atribuir su éxito inicial al hecho de que facilitó la descarga emocional de amplios sectores, al ubicar el evento en un contexto moral entendible para una izquierda revolucionaria que comenzaba a experimentar el aislamiento social y la pérdida de influencia política y a mostrar signos de agotamiento.
Si posteriormente se asentó fue porque en realidad no entraba en contradicción, o al menos no era del todo incompatible, con la versión oficial o institucional de los hechos, amén de resultar mucho más romántica. A fin de cuentas, ambas coincidían en exonerar a la sociedad en general y a los afectados en particular de cualquier responsabilidad en el proceso. En el fondo se trataba de dos modelos retóricos que movían a la compasión y excluían todo análisis racional. Si en la ‘teoría de la escalada’ los toxicómanos eran presentados como víctimas involuntarias de la acción tóxica de la heroína, para los creyentes en los oscuros designios del poder se constituían en sujetos asimismo no responsables sobre los que se ejercía la acción represiva del Estado.
Efectivamente, como dice el escritor colombiano Héctor Abad Faciolince, “los humanos, en el dolor más hondo, podemos sentirnos confortados si en la pena nos conceden una rebaja menor”, pero como no está demostrado que la compasión ayude a comprender las dinámicas o procesos históricos,desde el ámbito de las ciencias sociales nos vemos obligados a apelar a la razón y a promover un ejercicio de reflexión que nos impida caer en la trampa que supone la tentación permanente de creer en indemostrables intervenciones de proporciones metafísicas.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Queda claro que al final del artículo quita hierro al asunto, restándole importancia a la teoría conspirativa que menciona al comienzo del mismo. La teoría conspirativa principalmente es la que señala al Estado y sus aparatos como inductor de la entrada de droga en territorio español queda diluida por una serie de factores a su entender histórico-políticos que son las que darían el significado y los porqués de la comercialización, distribución y consumo entre la población.
Los medios represivos del Estado durante la dictadura eran diferentes a los de la democracia, debemos entender que las reglas de juego cambian también con la forma de gobierno. El control social que ejerce el Estado ya sea en su versión dictatorial o democrática sobre el individuo en el tema de las drogas legales e ilegales, es decir, induciéndolo al consumo y provocando dependencias psicológicas y físicas a mi modo de ver es una forma de someterlo a sus designios, no ver eso, es una forma de miopía que puede inducir a la confusión y al auto-engaño e irremediablemente al posterior engaño. En el fondo de la cuestión el dilema de la responsabilidad civil del sujeto se ve inducida irremediablemente a los propósitos y fines que ejerce el Estado cuando no es capaz de articular una respuesta adecuada a la represión que desempeña dicho poder, con lo cual queda seriamente reducido o anulado. De todos modos no se trata tanto de señalar a las victimas, sino a la destrucción misma del hombre cuando el poder lo estimula a ello. En este caso profundizando más si queremos, debemos entender una degradación de la sociedad en general impulsada y planificada desde el poder en sus variantes formas a los largo de la historia hacia sus súbditos para su posterior dominio, y esto no es ninguna teoría conspirativa, son hechos que se van sucediendo con el consentimiento consciente e inconsciente de la gran mayoría de la sociedad.

miércoles, 2 de enero de 2013

Los 80, Drogas, Sida y Rock.

Publico este documental en el que deja patente el poder que ejercen los Estados sobre sus respectivas  sociedades.






Interesante documental emitido hace algún tiempo en Euskal Telebista que trata sobre la llegada de la heroína en la década de los 80 entre la juventud de Euzkadi, su relación con el entorno del mal llamado Rock Radical Vasco y la aparición del SIDA que diezmo practicamante una generación entera en ciertas zonas de Euzkal Herria.

Son muchas las voces, desde hace mucho tiempo, que hablan abiertamente sobre la introducción premeditada de drogas duras entra la juventud mas combativa de ciertos sectores. Nadie duda a día de hoy de la participación de los servicios secretos norteamericanos en la introducción de crack y otras drogas entre los guettos negros y también ambientes estudiantiles para la transformación en yonkis y marginados de potenciales revolucionarios a finales de los 60 y la década de los 70, cuando las protestas contra la escalada bélica en Vietnam o las luchas por los derechos civiles estaban mas en auge.

Con la lección bien aprendida tras los primeros ensayos contrarevolucionarios, los servicios secretos europeos, apoyados por sus respectivos gobiernos utilizaron practicas de contrainsurgencia y guerra sucia contra elementos disidentes y ,especialmente, la juventud mas combativa. Entre esas prácticas se sospecha de forma bastante generalizada que la introducción de heroína u otras drogas entre los jóvenes y otros sectores potencialmente combativos fue habitual en la década de los 80 y posteriores, así como la utilización de dosis como forma de recompensa o chantaje a la hora de buscar chivatos y delatores.

Los suburbios de Madrid, Barcelona, Andalucía y otras muchas ciudades se vieron de esta forma inundados de heroína en la década de los 80 directa o indirectamente introducida como forma de control hacia potenciales contestatarios en momentos especialmente delicados en cuanto  a política y vida social se refiere. Esta practica fue especialmente intensa en lugares como Galicia, donde generaciones de jóvenes enteras desparecieron, o Euzkadi, lugar en el que el conflicto territorial, laboral y social comenzaba a ser un problema mas que preocupante para el Estado.

Paralelamente a las luchas autónomas y laborales, junto con otras de carácter nacionalista, surgía todo un movimiento juvenil contestatario y antisistema que giraba alrededor del emergente punk y la okupación. La relación de este con la heroína y la posterior plaga del SIDA que enraizó en el desconocimiento y la falta de información y como potenciales revolucionarios terminaron transformándose en yonkis es de lo que trata este vídeo.

Fuente: Contrahistoria