In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

viernes, 30 de noviembre de 2012

El respeto por una lengua va más allá de cualquier ideología.







Entender o llegar a intuir que el respeto a una lengua ya sea materna o no, indica la pertenencia a una ideología política, es simplemente una estupidez. La política en su estado actual de partidos políticos representantes de la voluntad de un pueblo es una forma de división de todo el conjunto de la sociedad con todo lo que implica, la “política” entonces , sirve para dividir y no unir.
El uso y el respeto por la lengua no debería implicar el nacionalismo, la consecuencia que deriva de todo esto son los conflictos que se dan entre diferentes colectivos, grupos, pueblos, etc, que sirven a la élite dominante capitalista para desviar el centro de atención de los problemas más urgentes y vitales de la sociedad y obtener mayores beneficios con sus grandes negocios.
El nacionalismo o el patriotismo sirven entonces de manera indirecta o directa para los intereses del gran capital que sabe como explotar a los diferentes Estados según las características de los mismos, las prioridades del Capitalismo en todo caso van más allá del nacionalismo de un país (aunque también lo puedan utilizar de algún u otro modo) en cualquier forma de gobierno que éste tenga.
El proceso abierto en Catalunya para la independencia es un claro ejemplo de cómo desviar el centro de atención de los problemas más graves, los nacionalistas se auto-engañan o engañan directamente si creen que gestionando la producción y los recursos de un territorio beneficiaran al pueblo, cuando la verdad y la realidad apuntan a que la economía global que dirigen la grandes multinacionales y los grandes bancos se limita a contrarrestar los niveles  y abaratar los costes de producción que se dan en diferentes países para que el producto final sea lo más asequible posible para el consumidor.
La finalidad del gran capital es producir con la mayor eficiencia posible para que el consumidor pueda obtener el producto a bajo coste, el caso de la China “comunista”  es un claro ejemplo el paradigma de todo este proceso.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Ramon Vila, "La historia de un hombre que quiso derrocar al régimen de Franco" II parte

                           ¿Un loco terrorista o un hombre incómodo para el régimen?





 Se podrá discutir o especular largamente sobre la participación o no de Ramon  Vila en el suceso de la collada de Toses.  Lo que es innegable es que la repercusión del hecho fue extraordinaria en los medios de información franceses, pero también en la vida del guerrillero, que no pudo dejar de sentirse afectado por la acusación y por las ordenes dadas de busca y captura, las cuales limitaron sus pasos y hicieron más necesaria la intervención de sus amigos o protectores mas directos. Para la organización a la que pertenecía, su estancia en Francia no era tampoco demasiado cómoda – ya que la represión de las autoridades francesas podía extenderse entre los refugiados -, y por esto parece que alguien le ofreció medios para que emigrase a América. Él rechazó la oferta, porque entendía que allí no se le había perdido nada.
Desde 1953, explícitamente, la organización confederal consideró inadecuada la táctica de enviar hombres de acción en el interior, ya que la experiencia había demostrado que se exponían a una muerte segura i estéril. César M. Lorenzo escribe  “El periodo que va desde 1954 a 1960 fue el más sombrío de toda la historia de la CNT. Asqueados de sus propios descarriamientos, agotados por largos años de prisión, vigilados por la policía, ávidos de un poco de reposo, los militantes del interior se retiraron uno a uno del combate”.
Este no fue el caso de Ramón Vila, Quico  Sabaté, Josep Lluís Facerías y los hombres de acción que estuvieron dispuestos a proseguir la lucha hasta dar o perder la vida por el ideal.
“Entre los burócratas De Tolouse y los quiméricos integrantes de los Comités naciones de Madrid, los hombres de acción preferían el acto desesperado, que inevitablemente terminaba en el gesto del hombre que cae abatido por las balas traidoras del policía o guardia civil”. Efectivamente, Facerías cayó en Barcelona en agosto de 1957, y Sabaté fue asesinado en Sant Celoni en enero de 1960.
Los dirigentes de la CNT, contrarios a la insistencia de las acciones armadas, desautorizaron la actividad individual de Facerías y Sabaté, y encargaron también a Marcel.li Massana , retirado de la lucha desde 1951, después que hubiera tenido un incidente con la gendarmería francesa en Couflens (1950) y otros problemas con la organización, que convenciera a Ramón Vila para que dejara las armas y la lucha solitaria. El mismo testimonio de Marcel.li Massana lo recogió Josep M. Reguant:
“Su postrer intento de atraerse a Ramón Vila para ofrecerle una vida apacible y sin sobresaltos, tan distinta a lo que fue la suya, fracasó. Ramón merodeaba por los alrededores de Padres y la falda del Canigó, haciendo repetidas incursiones al Berguedà y Bages, en cuyas comarcas anualmente y durante los meses de verano saboteaba las líneas de alta tensión, volando sus torretas. Tolouse intentó en vano encontrar un interlocutor válido capaz de hacerle desistir de su empeño, considerándole estéril. Massana, que residía en la capital del Sena, fue requerido para tal menester al que no se presto en sus justos términos. Lo que si aceptó fue un contacto con su amigo y compañero de infancia y avatares. Para Vila, sólo Marcelino resulto embajador aceptado ya que había rechazado a cuantos otros le habían propuesto. Massana pretendía que Ramón le acompañara, para discutir sosegadamente. Vila insistió durante el contacto que “Pancho” (Massana) se quedara con él. La reunión se celebro en la casa de un compañero, en la zona norte de Prades. Transcurría el año 1959. No hubo acuerdo, ni tan siquiera una remota posibilidad del mismo. Fue la última vez que se vieron”
Ramon Vila no quiso claudicar, pero desde 1953 las salidas al Berguedà y al Bages tuvieron que reducirse para evitar el peligro de ser detenido.  Entonces Ramon Vila casi no se hablaba y se veía con nadie, y la única salida posible que tenía era la de continuar la lucha  hasta la muerte.
“La gente como él – afirma Téllez- ya no podían abandonar, porque el hecho es que ya no tenían tan solo como enemigos a las autoridades españolas, sino también las tenían en las francesas” ¿Cuál era su camino? Pues continuar la lucha hasta que lo matasen, evidentemente”.
Asumió, entonces, deliberadamente  el peligro como un suicidio a plazo. Vivía, miserablemente, en una vivienda humilde que le servía de refugio, cercano a Prada de Conflent, pero estaba desconectado de los dirigentes de la organización. Los amigos que, de tanto en tanto, tenían contacto o lo veían casualmente, explicaban que se alimentaba de patatas y de legumbres que el mismo conreaba en un huerto  invadido por los hierbajos.
En invierno quedaba incomunicado totalmente, pero – después de la temporada de frío- realizaba algunos movimientos y se lo veía fugazmente en  Tolosa de Llenguadoc. El instinto para seguir la lucha en el medio conocido no se detuvo, sobretodo al llegar el buen tiempo.
Entre los años 1953 y 1960, la documentación de las fuerzas represivas no anotó ninguna acción de su estilo. El 8 de febrero de 1961, fueron voladas unas conducciones eléctricas en Rajadell, cerca de Manresa. Es muy probable que Ramon Vila estuviera complicado y que, durante un tiempo,  se moviera por la comarca del Bages, ya que las fuerzas del orden público encontraron papeles – restos de papel para envolver alimentos que contenían frases y operaciones matemáticas que coincidían con las inscripciones de la libreta que Ramon llevaba encima en el momento en que murió. Concretamente, los papeles reunidos eran un pequeño trozo de papel que utilizaba para envolver la bombilla de recambio de una linterna francesa, localizado cerca de las torretas voladas, y un trozo más grande de papel de estraza que habría servido para guarda alimentos y que apareció cerca del Pla de Vilamajor, donde se registro un nuevo incidente. En uno de estos papeles se podían  leer las frases inacabadas: “Distinguido [sic] amigo”. ”Compañero Rasputin”, “Puede que pronto estaremos de buelta [sic] como hera [sic] de esperar. Todo marcha a la perfección”, “Compañero salud”.
Durante aquellos días, efectivamente, los habitantes de can General Gros, una masía del Pla de Vilamajor, de la Rabeia, en la zona de Balsareny, notaron que alguien, de noche, les quitaba pequeñas cantidades del vino de la bodega situado en la zona trasera de la casa. El 6 de marzo de 1961, a la 1:30 de la mañana , el ladrón entro en el lugar y fue descubierto por los jóvenes de la casa, los hermanos Ramon y Àngel Escudé, los que habían preparado una trampa y hecho guardia para poder atraparlo, a instancias de Alfonso Sansa Corominas, vecino de la casa y excombatiente. Se pensaron que se trataba de un simple vagabundo y empezaron a golpearlo con los palos con los que se habían armado para la vigilancia. No obstante el acontecimiento, el ladrón –descrito como un hombre alto, muy fuerte, de unos 50 años que vestía un chaquetón de paño con cinturón- se escapó y, cuando Sansa le salió al paso para agarrarlo, se giró de golpe y lo hirió, mortalmente. Alfons Sansa murió tres días después , en la clínica Sant Josep de Manresa. “El misterioso asesino, ocultó el rostro bajo el pasamontañas  y las solapas de una gruesa pelliza”. En la huida perdió 3 cantimploras ( dos de procedencia francesa y una similar a la del ejército), un cuchillo, una sierra y dos cartuchos de revólver Colt americano del calibre 45. Las batidas realizadas por las cercanías permitieron descubrir diversas huellas: restos de comida y de fuegos en el suelo, lo que quería decir que el autor o los autores habían acampado a una distancia de 2 o 3 kilómetros.
En el momento de la muerte de Ramon  Vila aun no se había descubierto el autor del robatorio y el homicidio. Pero para el periodista de sucesos Enrique Rubio no había duda: “Las ropas que vestía aquel forajido; las cantimploras de plástico… El que llevara armas hicieron pensar a la Guardia Civil, y a todos nosotros que “Caraquemada” o algún otro bandolero andaban por la zona y eran los que venían suministrándose alimentos y vinos, con la ayuda de esas llaves que ya hemos visto llevaba Ramon Vila Capdevila, al ser capturado por la Benemérita en esta última acción subersiva”

Extraido de: "Ramon Vila, el darrer maqui català"  Josep Clara

Vídeos subidos (lista de reproducción)

jueves, 22 de noviembre de 2012

Toma el dinero. (Terrorismo de Autor)

Video que intenta reflexionar sobre la corrupcción que ejerce el dinero en los hombres, mediante frases célebres de figuras destacadas del penamiento comunista.


                                                        "El dinero no tiene ideología"



Ramon Vila, "La historia de un hombre que quiso derrocar al régimen de Franco" ¿un loco terrorista o un hombre incómodo para el régimen?

                            

                                                       El enigma de la collada de Toses.






Esa misma jornada , es decir, el domingo 25 de julio, hubo un accidente muy grave en la cremallera de Montserrat que dejó un total de ocho víctimas mortales y más de cien heridos. A Ramón Vila no lo culparon del hecho, pero en cambio, sí que le atribuyeron el asesinato de la señora Dora Phoebe Peck, nacida en Cardiff, de 34 años, en el kilómetro 158 de la carretera de Puigcerdà a Ribes de Freser, en un lugar de la collada de Toses conocido como la "Font de l´auto", dentro del territorio municipal del Alp.
El hecho real, es que, poco antes de las dos de la tarde, dos individuos armados - uno era alto y el otro más bajo-, con  vestimenta similar a la de la policía, detuvieron un coche inglés, matrícula HCO-543, ocupado por el médico británico, de  origen judío, Bernard Joseph Peck y su esposa, y les quitaron la máquina de fotografiar. Los personajes armados, que podían tener una edad de unos 40 y 20 años, respectivamente, y que fueron considerados miembros de las fuerzas de orden público por los viajeros extranjeros, les hicieron seguidamente una señal. El conductor interpretó que podían seguir la marcha. Aun así, los disparos inmediatos que fueron realizados sobre el vehículo dejaron entrever que lo que habían realmente ordenado los  armados era otra cosa. A resultas de los impactos recibidos, el médico fue malherido y su esposa murió, casi, al instante.
En la inspección ocular del lugar fueron hallados 19 casquillos de procedencia alemana y americana (lo que conecta con los tiempos de la Resistencia), correspondientes a un arma automática del calibre 9mm.
Según un informe del Gobierno Civil de Girona, que fue transmitido al ministro de la Gobernación, datado el 31 del mismo mes, "para la identificación de los presuntos criminales le fueron presentada a Mr.Peck por la Guardia Civil varias fotografías del conocido terrorista de la CNT, Ramón Vila Capdevila (a) Ramón Llaugí Pons y Caraquemada, al que reconoció en dos de ellas".
Una información periodística explica que el médico inglés aseguró: "Esta sonrisa no se me olvidará en la vida!.
"La sonrisa del asesino -continuaba la misma información- es una mueca provocada por una cicatriz. El reconocido es un antiguo boxeador y maleante habitual".
Tanto a la prensa del interior como a la de fuera, la noticia del suceso ocupó un lugar destacado, y en nombre de Ramon Vila fue repetido como responsable directo del asesinato. Algún testimonio que había pasado por el lugar , poco antes del hecho, aseguró también que lo había reconocido en aquella zona.
De todos modos ni en Francia ni en España nunca se relacionó Caraquemada con el famoso lieutenant Raymond de la resistencia francesa contra los nazis.
Otras versiones y suposiciones sobre el origen del atentado apuntaban a la intervención de los servicios secretos. Al dejar constancia un informe del Gobierno Civil de Girona: “Sobre la personalidad de Mr Peck se han hecho también muchos y variados comentarios , desde el que le atribuye el pertenecer a I.S. o alguna organización secreta que se habría vuelto ahora contra él, como el que afirma que ya en Turquía fue objeto de un atentado”.

De todos modos, en los medios anarquistas, el hecho de imputar el crimen a Ramon fue considerado una maldad y una cobardía, para poder acorralarlos en el territorio francés. Y es que de ninguna manera se podía apoyar un atentado de esa naturaleza. El medico herido,  por otro lado declaró que, según su impresión, refiriéndose a los agresores que lo detuvieron, se trataba de “moins de bandits que de membres d´una formation revêtus d´un uniforme”, pero que las fotografías que le habían enseñado de los sospechosos eran la de los agresores concretando que  “le plus âge était conmu sous le nom de Ramon Capdevila (sic)”.
El suceso hizo correr ríos de tinta durante muchos días. Con matasellos del 8 de enero de 1954, el gobernador civil de Girona recibió una carta enigmática, firmada por dos supuestos presos de Madrid, que se identificaron como Atilano Gómez Tomé y Juan Martín Sancho, en la cual exponían que "los que suscriben fueron compañeros de los mismos (autores del asesinato) dedicados a la delincuencia, con anterioridad al suceso, y se encuentran presos en la actualidad por falta de compañerismo de los mismos, los cuales según manifestaciones por el presente tenían planeado el hecho, ya que (a) uno de ellos llamado Roberto Pérez le fueron facilitados los datos de la venida de los ingleses a España por un señor con domicilio en Girona, el cual le ofreció al citado Roberto la cantidad de 250.000 pts por el asesinato" y también se ofrecieron a confesar " el nombre y el domicilio de esas personas, así como el del señor que ofreció el dinero".

¿Oportunismo?
¿Una manera calculada de despistar?
¿Una pista a seguir?

Ahora podemos decir que, de la carta, no se hizo demasiado caso. A fin de cuentas el juez de Puigcerdà que se encargó de instruir el sumario de los hechos, hizo pública una requisitoria contra Vila que decía así.....

Texto extraído de "Ramón Vila, Caracremada el darrer maqui català" de Josep Clara.


                           Artículo publicado en la  Vanguardia Española  (29 de julio 1953)

A las 24 horas, exactamente, de haberse producido el criminal atentado contra dos ingleses en Puigcerdà, que costó la vida a Mrs, Peck y graves heridas a su marido, el capitán de la Guardia Civil de Puigcerdà. señor Romero, presentaba al doctor Peck cinco fotografías. Este, sin vacilar, señaló inmediatamente una de ellas y al rogársele que confirmase la absoluta certeza de su acusación, manifestó: «Esta sonrisa no se me olvidará en la vida».
La sonrisa del asesino es una mueca provocada por una cicatriz. E! reconocido es Ramón Vila Capdevila, nacido en Peguera, en las cercanías de Berga. en 1908 antiguo boxeador y maleante habitual. En abril de 1936 cometió un atraco a una farmacia de Castellón de la Plana, dando muerte a un guardia uniformado y causando heridas graves a un agente de la autoridad, la guerra civil le sorprendió en la cárcel. siendo libertado por los rojos, a los que se unió. Terminada la guerra pasó a Francia, donde utiliza el nombre de Ramón Llaugí Pons. El apodo tristemente célebre i del criminal es el de «Caraquemada», desde que hace años le cayó un rayo sobre él ocasionándole importantes quemaduras.
Del otro asesino que le acompañó en el bárbaro atentado de la collada de Toses no se tienen noticias concretas.
Las Policías española y francesa trabajan incansablemente, dándose batidas continuas, con perros, por los bosques. El cadáver de Mrs. Peck, en Barcelona.
A las 11'45 de la mañana de ayer llegó a Barcelona, procedente de Puigcerdà, en una furgoneta de Pompas Fúnebres, el cadáver embalsamado de la señora Peck, que quedó depositado en las oficinas de Pompas Fúnebres de la calle de Campo Sagrado.
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

                         Artículo publicado en Diaridegirona.cat por  Jordi Vilamitjana

"Ramon Vila hacía permanentemente una mueca provocada por una cicatriz de bala
 que le atravesaba la cara, además del apodo de Caracremada"
JORDI VILAMITJANA I PUJOL:  Ramon Vila Capdevila (1908-1963), militante de la CNT y último maquis anarquista catalán. Participó en la proclamación del comunismo libertario (1932), la Guerra Civil (1936-1939), la Resistencia Francesa (1939-1945) y, durante 18 años más, en la lucha contra el franquismo "(Inscripción funeraria en Castellnou de Bages ).
El 25 de julio de 1953, tuvo lugar un hecho en la Collada de Toses que aún hoy, 55 años después, no se ha acabado de aclarar, un hecho que se mantiene como un enigma de primera categoría en las comarcas gerundenses.
En julio de 1953, el Dr. Bernard Peck (especialista en dermatología en la ciudad inglesa de Plymouth) y su esposa, Dora Peck, estaban de vacaciones por el sur de Francia. Habían dejado sus hijas Carolina, de 4 años y Pamela, de 2, en Inglaterra con una cuidadora. Eran una familia de origen judío de buena posición económica. Estuvieron recorriendo tres semanas Francia pero tenían decidido pasar los últimos días de vacaciones en España.
El día 25, salieron de Andorra y cruzaron la frontera por Bourg-Madame. Al llegar a Puigcerdà tomaron un refresco  y continuaron camino de Barcelona por la Collada. Llevaban un coche inglés, un 10 CV Ford Zephyr, de color azul, matrícula HCO-543. Poco antes de las 2 llegaron al kilómetro 158 de la carretera de Puigcerdà a Ribes, en un lugar llamado "La fuente del auto". De repente, dos hombres armados con ametralladoras les cerraron el paso. El doctor Peck paró el vehículo. De entrada, pensó que se trataba de dos policías de aduana. Los dos hombres le dieron la orden de bajar del vehículo y le hicieron mostraron los papeles. Entonces le cogieron la cámara fotográfica.
En ese momento, uno de los dos hombres le hizo una señal al Sr. Peck, una señal  que el Sr. Peck  interpretó como que ya podía irse. Subió, puso en marcha y se fue. Cuando el coche apenas se había alejado diez metros, los armados dispararon 30 balas sobre el vehículo. D ª. Peck recibió nueve impactos y murió allí mismo. El Sr. Peck recibió cinco (uno al maxilar inferior, uno en la mano izquierda, dos en el hombro y el quinto en la zona de los riñones). Malherido, continuó conduciendo hasta alejarse de los agresores. Salió del coche y se escondió en un margen. Sin embargo, los hombres que le habían disparado no lo llegaron a perseguir; desaparecieron huyendo en el bosque. Entonces, consiguió llamar la atención de un motorista que se encargó de avisar a las asistencias y la policía de Puigcerdà.
Parece que fue un médico de Marsella que  paso en esos momentos por la zona quien atendió primero el Sr. Peck en la misma Collada y que fue un cirujano venido de Barcelona quien lo operó en Puigcerdà. Según parece, el Sr. Peck necesitó dos transfusiones. La primera fue voluntaria, del factor de la estación de Puigcerdà. La segunda, obtenida de los voluntarios de la guarnición militar establecida en la Cerdanya. Tan pronto recuperó la conciencia, declaró por escrito -porque no podía todavía hablar-  que eran dos hombres de 40 y 20 años, morenos y mal vestidos. La policía le mostró unas cien fotos y él medio- identificó a Ramon Vila Capdevila, Caracremada. Se ve que escribió: "Este sonrisa no se me olvidará en la vida". Ramon Vila hacía permanentemente una mueca provocada por una cicatriz de bala que le atravesaba la cara. Además, le apodaban el Caracremada debido a las quemaduras que se había hecho de pequeño en la cara durante el incendio de su casa, un grave incendio en el que murió su hermana pequeña.
Al cabo de poco rato del atentado, las policías de ambos lados de la frontera organizaron la cacería de los asesinos, pero las dudas y las elucubraciones comenzaron a correr como reguero de pólvora. Dudas sobre los asesinos: ¿Eran realmente maquisards de la guerrilla española? ¿Eran atracadores de carretera? ¿Eran policías que dispararon a unos extranjeros que huían? Dudas sobre las víctimas: ¿Fueron víctimas casuales o el ataque obedecía a un plan? ¿Quiénes eran el Dr. Peck y D ª. para merecer un atentado? Dudas sobre la naturaleza del crimen: ¿Fue un problema de mala interpretación de una señal? ¿Fue un golpe de genio del inglés y una reacción airada de los armados? ¿Fue una ejecución? ¿Fue un golpe de la resistencia al turismo? ¿Fue un golpe del franquismo para ganarse de una tacada Francia (que albergaba los maquis españoles) e Inglaterra (que aún se oponía a Franco?) ... Han pasado 55 años y las dudas continúan. Sin embargo, tal y como ha dejado escrito Josep Clara a Ramon Vila, Caracremada, el último maquis catalán (Ramon Dalmau, Editor, 2006), "Se podrá discutir o especular largamente sobre la participación o no de Ramon Vila en el asunto de la Collada de Toses. Lo que es innegable es que la repercusión del suceso fue extraordinaria en los medios de información franceses, pero también en la vida del guerrillero (...) ".
Las fuentes de información de la época difieren radicalmente sobre los hechos. Para la resistencia española en el exilio, los primeros interesados ​​en aislar a los guerrilleros y elevarlos a la categoría de terroristas eran las autoridades franquistas. Como el atentado beneficiaba claramente a los intereses de la España franquista, para la resistencia, los autores se debían buscar entre la policía franquista. De hecho, la CNT-FAI en el exilio se apresuró a decir que nunca había ordenado semejante acción. Para el Movimiento y la prensa del Movimiento, en cambio, aquel crimen llegó como agua de mayo. Los pocos maquis que aún actuaban tenían la base en Francia, donde eran una especie de refugiados políticos. Las acciones que ejecutaba Caracremada eran básicamente la voladura de torres eléctricas. Era buscado, y tanto, pero no como lo fue después del atentado que horrorizó a media Europa. De hecho a Caracremada, se le imputaba todo desde hacía tiempo. El mismo día 25 le imputaron el gravísimo accidente del cremallera de Montserrat donde chocaron tres trenes (8 muertos y 100 heridos). Pero fue el asesinato de la Sra.. Peck, la ejecución un civil inocente y extranjero, lo que cambió la vida del último maquis y, de rebote, provocó un cambio de conceptos fundamental  en todos los sitios: los guerrilleros son terroristas. Caracremada cayó abatido por la Guardia Civil el 7 de agosto de 1963

miércoles, 14 de noviembre de 2012

Guerras y conflictos bélicos durante la reciente historia de la humanidad.


                                      Vivimos en un mundo cada día más peligroso.











Siglo I----------------------------11
Siglo II---------------------------19
Siglo III--------------------------47
Siglo IV--------------------------27
Siglo V---------------------------12
Siglo VI--------------------------16
Siglo VII-------------------------47
Siglo VIII------------------------18
Siglo IX--------------------------21
Siglo X---------------------------25
Siglo XI--------------------------49
Siglo XII-------------------------58
Siglo XIII------------------------124
Siglo XIV------------------------130
Siglo XV-------------------------164
Siglo XVI------------------------339 *
Siglo XVII-----------------------208
Siglo XVIII----------------------234
Siglo XIX------------------------472*
Siglo XX-------------------------524
Siglo XXI------------------------268 (Año 2000-2012)
--------
Total 2813 Guerras y conflictos bélicos.

Población mundial: 1DC: 200.000.000 habitantes
Año 1000: 310.000.000 habitantes
Año 1750: 791.000.000 habitantes
Año 1850: 1.262.000.000 habitantes
Año: 1950: 2.518.630.000 habitantes.
Año 2011: 7.000.000.000 habitantes.



Evolución de los territorios a lo largo de la historia.

Representación a modo de atlas histórico de la evolución de los territorios en diferentes épocas de la historia de la humanidad.

Para visualizar el mapa en modo de secuencia, pinchar en el botón play de arriba, y para modificar el tamaño los cursores de la derecha de la imagen.




martes, 13 de noviembre de 2012

Sobre el ilustre historiador Jaume Vicens i Vives

Recopilación de textos y notas escritos por Jaume Vicens i Vives.
 Les dejo algunos textos del gran historiador Jaume Vicens i Vives.

¿Quién era Jaume Vicens i Vives?




Jaume Vicens Vives (Girona, España, 6 de junio de 19101Lyon, Francia, 28 de junio de 19602 ) fue un historiador catalán y maestro de historiadores. Tras una tesis doctoral (Ferran II i la ciutat de Barcelona) que presenta en los primeros años de la guerra civil española (1936-1937), su área de estudio se centró en la Cataluña de la Baja Edad Media, para acabar siendo considerado como principal autoridad en la historia económica y social, lo que en los primeros años del franquismo era una excepción dentro del panorama de la universidad española, en un momento en que parte de los intelectuales estaban en el exilio.
Catedrático de Historia Moderna de la Universidad de Barcelona desde 1940, convirtió su departamento en un punto de inserción de la historiografía española con las nuevas corrientes historiográficas europeas, en particular la Escuela de Annales, a partir de su presencia al IX Congreso de Ciencias Históricas de París (1950). Crea el Centro de Estudios de Historia Internacional (1949), la revista Estudios de Historia Moderna y el Índice Histórico Español (1953), instrumento imprescindible para la normalización del trabajo historiográfico. Entre sus discípulos se encontraban Mario Hernández Sánchez-Barba, Jordi Nadal, Joan Reglà, Emili Giralt, Pedro Voltes, Josep Fontana o Juan Mercader.



 

Jaume Vicens i Vives sobre el anarquismo:

 "el anarquismo era un producto suburbial de lecturas mal digeridas en los ateneos obreros, y un ejemplo de la mala conformación de la educación de un pueblo"-  "Ramón Vila, el darrer maqui català"- Josep Clara.


"Noticia de Catalunya (1954)"

  «No hay cultura posible sin una minoría selecta que constituya la osamenta; no
hay política posible sin un grupo que la haya concebido y que la realice. todos los
pensadores actuales están de acuerdo en estos dos principios sociológicos. la democratización
absoluta del pensamiento, del arte, de la riqueza y de la política es una utopía, como lo ha
manifiesto, de manera brillante, el ejemplo de la Unión Soviética (...).
Toda minoría creadora triunfante se convierte con los años en oligarquía. las
oligarquías han sido menospreciadas, porque durante todo el proceso de regeneración social, económico ypolítico sufre una dura crítica. De hecho, no hay posibilidad de cultura o de vida política yeconómica sin la existencia de un grupo humano que comprenda los objetivos que debe alcanzar la sociedad que gobierna o dirige. Las oligarquías son, pues, necesarias y pueden
adquirir una cierta consistencia y una cierta duración. Esto depende de la amplitud de su
reclutamiento, de la importancia práctica de su acción y del consentimiento que hayan sabido
o podido crearse. Pero  también es una fatalalidad que toda oligarquía degenere en una pura maquinaria intelectual, en un rígido aparato administrativo. Los grupos oligárquicos se adelgazan y su poder se concentra: así se separan cada vez más de la sociedad, a la que gobiernan
por su utilidad propia, a la que hacen sentir el dogal de unos mitos que ya no son compartidos.
En esta última fase se prepara el cambio de selecciones sociales: a la oligarquía
degenerada sucederá la nueva minoría creadora, y recomenzará el ciclo histórico que
permite rejuvenecer a los pueblos y las culturas ».

"Industriales y polítcicos" (1958)

«El espíritu del siglo fue, como acabamos de decir, adverso a las asociaciones obreras, porque
se consideraban contrarias a la libertad de trabajo. Pero también existió otro fundamento
que explica la actitud de los Gobiernos y de las clases dirigentes: el del orden público.
Pese a quien le pese, las sociedades de trabajadores se convertían en centros de agitación
social, porque su principal instrumento de acción, la huelga, perturbaba los plácidos horizontes de
los bienpensantes.

En Cataluña, el hecho de que los industriales se opusieran una sistemáticamente a admitir la existencia de sociedades obreras produjo la radicalización del
movimiento sindical, lanzando los operarios en manos de los extremistas, los miserables del
subproletariado. De aquí surgieron las nuevas y pujantes amenazas, de ahí mayores resistencias entre los burgueses, y finalmente el dominio del sindicalismo por el anarquismo cuando éste se propagó,con fórmulas sencillas y directas y su programa para darle la vuelta al mundo.
Otra característica del movimiento societario obrero del Ochocientos es su aparente intermitencia. Las sociedades aparecen un momento para ocultarse a continuación y reaparecer más tarde. De hecho, el proceso es uniforme. La intermitencia la producen los claros de libertad y de represión decretadas por los gobiernos sucesivos. Pero a cada período de libertad el sindicalismo se presenta con más adherentes y más consistencia; buena prueba de este acontecimiento lo tenemos en el que la masa social seguia trabajando en los años en que la ley lo perseguía duramente. Esta lección tampoco fue aprendida. Y así, a trancas y barrancas, fue fraguando en la tormenta social que había de estallar, necesariamente, matemáticamente, a principios del siglo XX ».

viernes, 9 de noviembre de 2012

Diagrama de las relaciones humanas.

                                             SOCIEDAD-HUMANIDAD
                                             
                                        
   
 HOMBRE---SOLEDAD E INSEGURIDAD---TEMOR Y MIEDOS---RELACIONES---DESCONFIANZA---ENGAÑO---AUTOENGAÑO
                                                                                                      








SOLEDAD E INSEGURIDAD: Instinto de conservación.


RELACIONES: Desarrollo de las relaciones humanas, debido al interés particular o común.

TEMOR-MIEDOS: Debido a la ausencia de relaciones y a la falta de autoestima o autoconfianza.

DESCONFIANZA: Debido al desarrollo en las que se produce las relaciones humanas, carentes de sinceridad y honradez. ENGAÑO: La causa del engaño es debido a la desconfianza en las relaciones humanas derivado del miedo y temor intrínseco del hombre.

 AUTOENGAÑO: Es el motor y la causa principal para el desarrollo del hombre en la sociedad.   




 HOMBRE---SEGURIDAD---RELACIONES---CONFIANZA---SINCERIDAD---REALIDAD.