In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Interpretar es subjetivo mientras que observar es objetivo.

martes, 19 de junio de 2018

Pawel Kuczynski - Show(er)

Cuando la auto-vigilancia se transforma en una necesidad para que podamos ser vistos y reconocidos o en última instancia; existir.


La sociedad de la propaganda.

La sociedad de la información es una falacia porque ésta se convierte en propaganda cuando se interpreta. La información no se puede interpretar, la propaganda sí porque obedece a unos dictados que son promulgados por un individuo o colectivo que quiere convencer o persuadir a otros individuos mediante una serie de técnicas manipulativas para unos propósitos concretos, donde la parte emisora ejerce de autoridad moral y ética entre otras categorías para poder influenciar a la parte receptora de la utilidad de la propaganda. De modo que la sociedad de la información es democrática per-se porque hay un intercambio constante en ambas direcciones (emisor-repector), mientras que la sociedad de la propaganda es autoritaria debido a la manipulación que efectúa el autor o los autores de la misma.

domingo, 17 de junio de 2018

Sobre la acumulación.

La acumulación es un producto de la neurosis heredada de nuestros antepasados o del instinto de conservación. En las sociedades capitalistas la acumulación simboliza el éxito y sirve al Capital (en todas sus manifestaciones) para regular las relaciones y por lo tanto también de la riqueza y la pobreza.
La sacralización de los distintos tipos de Capital no se pudo haber dado antes sin la acumulación del mismo. En las sociedades capitalistas el capital cultural significa fama y por lo tanto poder que se pueden transformar también en capital económico y viceversa. No hay solución alguna en una sociedad donde todos nos vemos obligados a competir para ser algo y en consecuencia seguir acumulando algún tipo de Capital para poder sobrevivir.

miércoles, 13 de junio de 2018

Fascismo y guerra.

Se suele vincular sólo al fascismo con las dictaduras de partido único, cuando se olvida que las democracias representativas de varios partidos también son totalitarismos disfrazados que representan una única realidad ideología (el Capitalismo) basada en la ley del más fuerte para conquistar el poder. Las dos formas supuestamente antagónicas de gobierno sirven de engaño a la élite para justificar el totalitarismo mundial.

La última fase del colapso de la sociedad es la guerra mientras tanto se suceden batallas (de mayor o menor intensidad) que manifiestan el fracaso, la violencia, la destrucción y la corrupción en la que vivimos inmersos de una forma u otra.

No hay solución alguna cuando se contempla la corrupción como un estado inherente a la condición humana.