In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Todo está sujeto a interpretaciones, por lo tanto la realidad es subjetiva y las formas de pensar y vivir son caóticas y conflictivas. El pensamiento enmascara a menudo la verdad de los hechos. La realidad ya no puede ser objetiva. Todo pasa por el filtro del pensamiento y el individuo deja de observar los hechos tal como son.

domingo, 28 de noviembre de 2021

PRESIDENTES (Chairmen) Jean-Thomas Bédard, 1978

"Este cortometraje de animación presenta un retrato alegórico de una sociedad donde los hombres han perdido su autonomía en la lucha por ser reconocidos por la propia sociedad que restringe su libertad. En la película, las sillas son un símbolo de éxito; sin ésta, todo hombre se convierte en un paria social. Muy crítica con el poder, los privilegios y el peso de las normas sociales, la película cuestiona nuestro presente y nuestro futuro. Esta película técnica y formalmente innovadora va acompañada de una banda sonora hipnótica y sombría y no contiene diálogos."


jueves, 25 de noviembre de 2021

Contra el Levitán - "Democracia S.A. La democracia dirigida y el fantasma del totalitarismo invertido "(Sheldon S. Wolin)

"Hobbes nos pide que imaginemos cómo sería la vida sin una autoridad fuerte dotada del poder de hacer cumplir la ley; administrar justicia y mantener la paz. Esa condición -según Hobbes- se asemajaba a un "estado de naturaleza!" en el que los seres humanos viven con el temor constante de una muerte violenta, una guerra interminable de todos contra todos. La solución de Hobbes al problema del miedo y el terror exigía que los individuos aceptaran establecer -y luego obedecer incondicionalmente- un poder absoluto. LLamó a ese Estado "Leviatán", para destacar que el precio de la paz era la investidura de un poder liberado de las restricciones de otras instituciones como la justicia o el parlamento. "No hay nada sobre la tierra -escribió Hobbes- que pueda comparársele"

Leviatán fue la primera imagen de superpoder y la primera alusión a la clase de ciudadano privatizado compatible con las exigencias de ese superpoder, el ciudadano que encuentra que la política es una distracción que debe evitarse; si no le permiten "intervenir en los negocios públicos", se quedará persuadido de que tener una participación activa implica "odiar y ser odiado", "sin beneficio alguno", y descuidar los asuntos de su propia familia. Hobbes no sólo había previsto las posibilidades de poder que albergaba el oxímoron del ciudadano privado; también las explotó para evitar que el poder soberano fuera compartido por sus súbditos.

El razonamiento de Hobbes era que si el Estado protegía a los individuos en sus intereses y los alentaba en la prosecución incondicional de dichos intereses, sujetos tan sólo a leyes pensadas para salvaguardarlos de las acciones ilegales de otros, tales individuos no tardarían en reconocer que la participación política era superflua, innecesaria, que no era una elección racional. La presunción fundamental de Hobbes era que el poder absoluto dependía no sólo del miedo sino también de la pasividad. La indiferencia cívica se elevaba entonces a una forma de virtud racional; el soberano establecía y mantenía condiciones de paz que les permitían a los individuos luchar sus propios intereses, con el conocimiento cierto de que la ley del soberano les protegería, incluso los alentaría. por otra parte, una ciudadanía apolítica a quien se ha tranquilizado sobre su seguridad y puede ahora dedicarse exclusivamente a sus intereses privados: una perfecta relación complementaria entre el absolutismo político y el egoísmo económico.

Hobbes insistía en que el poder de "aquel dios mortal al cual debemos, bajo el Dios inmortal nuestra paz y nuestra defensa" podía instituirse y perdurar sólo si era legitimado.; en otras palabras, si aquellos a quienes defendía se convertían en colaboradores dispuestos, cómplices a conciencia"


11-S La Legítima Duda

 "Un documental sobre ese punto de nuestra historia reciente que dio lugar a que, como el momento actual, muchas personas de nuestra sociedad se hiciesen preguntas.Y es que sólo transitando en el camino de la duda se puede llegar a la verdad"



lunes, 22 de noviembre de 2021

Más sobre la "pandemia"

La cuestión plandémica no es baladí; se trata de mantener a la población el máximo tiempo posible en la hiperrealidad o en la realidad virtual a través de los medios de comunicación de masas e Internet de modo que la manipulación y el engaño sean más efectivos...

Ahora que se ha puesto tan de moda con la "pandemia" el asunto de los derechos, he de decir que en este caso los derechos son para los gobernados o en última instancia para los esclavos, es decir, quien te da estos derechos (gobernantes) también te los puede quitar en un momento dado. De modo que los que aspiramos a ser libres (se entiende en una sociedad jerárquica) debemos tener deberes en vez de derechos. He dicho.

Es normal que suceda lo que está sucediendo, quien nunca se ha cuestionado la autoridad, nunca se habrá cuestionado el papel que juega la ciencia, la medicina, la técnica, la tecnología, los medios de comunicación de masas, el Estado, etc, etc...

Lo que esconde la "pandemia" es un cambio drástico en toda la forma de organización social, un nuevo contrato social basado en la imposición de políticas cada vez más restrictivas y autoritarias a todos los niveles; intrusión tanto en la vida pública como privada, crisis económicas prolongadas, desempleo, trabajo precario, incremento del precio de los combustibles , electricidad, y comida, desatención médica, etc, etc. La era de la escasez ya ha llegado para consolidarse

Todo acontecimiento político conlleva un fenómeno propagandístico, es decir, y en última instancia, un acto deliberado de manipulación.

El Progreso es una falacia; no es tan sólo la obsolescencia programada de las mercancías sino la calidad de las mismas producto del industrialismo lo que hace que el Progreso sea una ilusión para esclavizar a las masas.

En la sociedad estatizada actual el individuo ha perdido prácticamente su autonomía, lo dirigen fuerzas impersonales desconocidas que a través del Estado y los medios de comunicación articulan el discurso predominante que determinan las directrices que ha de seguir en cada momento. Como no hay cuestionamiento ninguno de éstas fuerzas que no entiende tampoco hay discernimiento de manera que queda a merced de las consignas de un tercero que lo gobierna o manipula como más lo conviene en cada momento.

Sin duda lo que está sucediendo y lo que va a suceder va a ser posiblemente peor que todos los regímenes totalitarios habidos durante la Historia, a mi modo de ver es peor una guerra larvada o encubierta que una guerra oficialmente declarada porque las muertes y los heridos pueden ser contabilizados a causa de una supuesta enfermedad provocada por un "arma" invisible y silenciosa y perpetradas por una medicamento que en teoría es el remedio a dicha enfermedad.

Entre otras cosas porque ya no hay una cabeza visible en forma de jefe como Hitler, Stalin o Mussolini a quien culpabilizar directamente de los crímenes y masacres, El Estado (las fuerzas impersonales en forma de ente abstracto) diluyen la responsabilidad y los actos cometidos de sus funcionarios en nombre del "bien común" . Es la ventaja de las democracias formales o representativas frente a las dictaduras..