In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Todo está sujeto a interpretaciones, por lo tanto la realidad es subjetiva y las formas de pensar y vivir son caóticas y conflictivas. El pensamiento enmascara a menudo la verdad de los hechos. La realidad ya no puede ser objetiva. Todo pasa por el filtro del pensamiento y el individuo deja de observar los hechos tal como son.

viernes, 26 de agosto de 2022

MENSAJE DEL NIÑO LOBO DE MONTJUÏC (BARCELONA)

 ""Se llamaba Antonio Montserrat y vivía en la montaña de Montjuïc, el hogar que lo vio nacer y el único rincón donde se sentía como en casa. A El Niño Lobo de Montjuïc nunca le gustó la ciudad. Siempre terminaba regresando al monte. En la última década, una chabola encajonada en la dura piedra de la cara este de la colina, uno de los rincones más inaccesibles, se convirtió en su hogar. Hace un mes y medio se instalaba en un piso de la Zona Franca gestionado por la Fundación Arrels. A los 54 años, su cuerpo había dicho basta. El 22 de abril, la voz del último chabolista de Montjuïc se apagaba. La muerte de este "hombre libre", como lo recuerdan sus amigos, ha dejado una gran huella y un gran vacío en miles de personas que conocieron la última etapa de su vida a través de internet. Esta es su historia.

Antonio nació el 1966 en Can Valero, uno de los barrios de barracas formados alrededor de Montjuïc, donde llegaron a vivir 30.000 personas. A los nueve años presenció como dos hombres armados se llevaban a su padre. Lo asesinaron con dos tiros de escopeta. La muerte del progenitor, atracador de bancos y traficante, marcó, en gran parte, su vida. Pasó por un internado, hizó la mili y desempeñó diversos trabajos en los sectores de la seguridad y la construcción. Vivió una temporada en Sant Antoni de Calonge en un piso, pero jamás logró establecerse en una vivienda por mucho tiempo. "Después de todo nació en la montaña. Allí pasó más de la mitad de su vida. Cuatro paredes le ahogaban", comenta Verònica Beas, una de sus referentes en Arrels, entidad que acompaña a personas sin hogar."



miércoles, 13 de julio de 2022

Tiranía materialista y mediática; una sociedad teledirigida por los medios de comunicación de masas.

La "pandemia" ha puesto de relieve un hecho incontestable, a saber, que todo se rige por mandato y dinero para acallar las conciencias. La ciencia se funde con el Capital para inundar con propaganda las directrices fundamentales en las que se basa el funcionamiento del Sistema de dominación.

El intento del Capitalismo en convertir los países en marcas no ha terminado de consolidarse del todo. Las guerras comerciales acaban transformándose en guerras políticas entre naciones lo que echa por tierra la tesis de que el poder económico hegemónico pueda controlar el poder político de una nación determinada, cuando las naciones compiten entre sí lo hacen en el plano económico y también político dirimiendo cual de ellas tiene más poder sobre otra en las dos esferas.

La concentración de riqueza generada por el Capitalismo en estas últimas décadas debido a las políticas de los Estados forma parte de la correlación de fuerzas entre el poder político y económico de manera que la concentración de riqueza ha generado también una concentración del poder político como nunca se había dado en la Historia lo que conlleva una tiranía mundial de los Estados sin precedentes que descansa en un supuesta democracia formal o representativa en la inmensa mayoría de éstos. Hay por lo tanto un doble engaño en el plano político y económico de los Estados para preservar el Poder. Ni ha habido un mayor reparto de la riqueza entre la sociedad ni los Estados son más democráticos.

Una sociedad no puede ser democrática cuando la versión oficial que ofrecen los medios de comunicación de masas inunda de propaganda a la opinión pública constantemente. La información se convierte permanentemente en propaganda para implantar realidades incuestionables en el imaginario colectivo, se cancela el debate y se acepta la visión que los propagandistas establecen para que los gobernantes puedan imponer el modelo social que estimen oportuno en cada momento.

Posiblemente cuando la población civil quiera reaccionar a los desmanes de los gobiernos tiránicos ya será demasiado tarde porque la sociedad estará totalmente militarizada.

La creación de mundos virtuales particulares ha finalizado el proceso de alienación del individuo moderno, esta ruptura con la vida real responde al agotamiento espiritual o psicológico debido al sinsentido de la misma y a las relaciones que la sustentan basadas sólo en el materialismo puro y duro de manera que el refugio creado por el hombre moderno a partir de la realidad virtual y más concretamente Internet descansa en la dolorosa y agónica existencia que representa la vida real.

La dominación ya no es sólo política (en términos estrictos) sino que con la invención de Internet también ha invadido la esfera espiritual del hombre moderno.