In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

viernes, 30 de noviembre de 2012

El respeto por una lengua va más allá de cualquier ideología.







Entender o llegar a intuir que el respeto a una lengua ya sea materna o no, indica la pertenencia a una ideología política, es simplemente una estupidez. La política en su estado actual de partidos políticos representantes de la voluntad de un pueblo es una forma de división de todo el conjunto de la sociedad con todo lo que implica, la “política” entonces , sirve para dividir y no unir.
El uso y el respeto por la lengua no debería implicar el nacionalismo, la consecuencia que deriva de todo esto son los conflictos que se dan entre diferentes colectivos, grupos, pueblos, etc, que sirven a la élite dominante capitalista para desviar el centro de atención de los problemas más urgentes y vitales de la sociedad y obtener mayores beneficios con sus grandes negocios.
El nacionalismo o el patriotismo sirven entonces de manera indirecta o directa para los intereses del gran capital que sabe como explotar a los diferentes Estados según las características de los mismos, las prioridades del Capitalismo en todo caso van más allá del nacionalismo de un país (aunque también lo puedan utilizar de algún u otro modo) en cualquier forma de gobierno que éste tenga.
El proceso abierto en Catalunya para la independencia es un claro ejemplo de cómo desviar el centro de atención de los problemas más graves, los nacionalistas se auto-engañan o engañan directamente si creen que gestionando la producción y los recursos de un territorio beneficiaran al pueblo, cuando la verdad y la realidad apuntan a que la economía global que dirigen la grandes multinacionales y los grandes bancos se limita a contrarrestar los niveles  y abaratar los costes de producción que se dan en diferentes países para que el producto final sea lo más asequible posible para el consumidor.
La finalidad del gran capital es producir con la mayor eficiencia posible para que el consumidor pueda obtener el producto a bajo coste, el caso de la China “comunista”  es un claro ejemplo el paradigma de todo este proceso.

No hay comentarios: