In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

miércoles, 4 de mayo de 2016

Pensamiento y propaganda.



Si el pensamiento especulativo rige el sistema como beneficio económico particular en la esfera individual cuya finalidad es la acumulación de dinero y mercancías es porque antes hubo una aceptación por parte de éste en la consolidación de un proyecto que proponía una mayoría que practicaba y fomentaba la propaganda que dictaba una élite ávida de poder, en esta coyuntura la democracia (aún siendo representativa) se transforma en la dictadura de las mayorías, por lo tanto, la imposición de un pensamiento refractario basado principalmente en el poder se hace por medio de las mayorías que lo asimilan a través de una pequeña minoría.
De lo que se deduce que el pensamiento en la esfera colectiva de la sociedad obedece a la perpetuación de un modelo rígido que a la vez que es impuesto por la Autoridad competente desde arriba (por ejemplo con formas jerarquizadas del aparato estatal) es también tolerado y finalmente asimilado como el modus vivendi normal por el conjunto de la sociedad que lo consolida y sustenta como única forma de vida en la que tiene que adaptarse si no quiere sucumbir por el mismo sistema de dominación.
El pensamiento especulativo se convierte en pensamiento único en la esfera individual y colectiva y por lo tanto acaba siendo una forma dictatorial que reprime y aísla a los individuos o colectivos minoritarios que no aceptan el pensamiento como forma dictatorial y por lo tanto única de existencia.

La propaganda por el hecho que consiste básicamente en el enfrentamiento contra el Poder o el orden establecido por éste puede ser contraproducente en algunos casos dependiendo del apoyo que tenga de la sociedad, si hay una mayoría que acepta las reglas de juego que propone la élite de Poder para la organización de la sociedad se hace peligroso o directamente puede desencadenar que una batalla esté de antemano perdida no tan sólo por los medios que dispone el Poder sino también por la colaboración de una mayoría que es apéndice del mismo Poder, con lo cual la estrategia de una pequeña minoría contra el Poder tiene que actuar en principio como contra-propaganda para atacar las bases en las que se sustenta el monopolio de la propaganda que está en manos del Poder, de esta forma la propaganda por el hecho se hace efectiva y adquiere una nueva dimensión si en la batalla de las ideas sale victoriosa del enfrentamiento contra la propaganda que ejerce el Poder como sistema de dominación y de esta forma pueda crear un nuevo derecho u orden de convivencia social si es asimilada por una mayoría de la sociedad.

2 comentarios:

Piedra dijo...

NO se si me he enterado muy bien de lo que he leído, pero entiendo que la propaganda es sobre todo del sistema y este dispone de muchos más recursos para dedicarle, que cualquier otro y a unos niveles donde solo él puede llegar, ya que desde la propia escuela hasta el día a día nos saturan de todo tipo de propaganda.

Salud!

Albert dijo...

La propaganda depende de su asimilación implica en cierta medida un modus vivendi y por lo tanto invade la esfera individual o el espíritu del individuo y la esfera colectiva de la sociedad. La propaganda no es sólo la publicidad para que compremos las mercancías, es mucho más, porque abarca todos los campos de las relaciones sociales, es o puede ser, la política y sus derivaciones como la económica, las religiones, la cultura, las tradiciones, el entretenimiento, etc, etc. Esto lo ve poca gente ya que se centra sólo en su faceta publicitaria dedicada al consumo o a la economía.