In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

lunes, 13 de abril de 2015

Ilha das Flores (1989) Jorge Furtado

6 comentarios:

Piedra dijo...

Es discutible eso de que sean libres, libre es el que puede cubrir sus necesidades básicas sin dependencia de otros y estos dependen de la "limosna" que no quieren los cerdos.
Libre no es el ama de casa que trabaja, lo eran los abuelos de estos que ahora rebuscan la basura, los indígenas que cazaban para vivir, dependiendo de su habilidad.

Saludos.

Albert A.H. dijo...

Muy poca gente es libre en el sistema
capitalista -salvo los que pertenecen a la élite de poder-, el grado de "libertad" del individuo dependerá de la escala que ocupe en el sistema, en mi opinión esta es la reflexión que hace al final el autor del cortometraje.

De todos modos hay gente que piensa y argumenta que la libertad está relacionada con el dinero que posee el individuo, uno es libre cuando tiene dinero para comprar o hacer otro tipo de actividades, o dicho de otro modo el dinero da libertad de elección, ya que sin dinero prácticamente no puedes hacer nada.



Albert A.H. dijo...

Evidentemente esto es así porque el sistema capitalista condiciona y acaba dirigiendo nuestras vidas, pero este sistema aunque lo haya creado el hombre no es intrínseco a su naturaleza.

Por ese motivo puede cambiar este sistema cuando su conciencia también lo haga.

Piedra dijo...

Es libre cuando tiene mucho dinero... (en la sociedad capitalista, claro), es relativo, porque ese mismo dinero te obliga a una serie de cosas a las que ya se supone que has tenido que decir que si para llegar ahí.
Tienes más que los demás, pero al contrario, eso te ata más al sistema aunque te proporcione más calidad de vida.
¿Quien es libre?, el que queda fuera del sistema, el vagabundo que ni trabaja (produce) ni paga.
Y fuera del sistema, cualquiera que viva por sus propios medios en el medio natural, es decir los cuatro indígenas que aun viven ignorados por "la civilización"

Loam dijo...

Según Emil Cioran, la sociedad se divide en tres grupos: los que tienen todo el dinero, es decir los multimillonarios. Los que pasan de esforzarse por obtenerlo, es decir, los mendigos. Y la inmensa mayoría, es decir, los que trabajan cotidianamente para conseguir algo de dinero para vivir.

Salut

Albert A.H. dijo...

Los vagabundos dependen de las limosnas, es decir, no son totalmente libres en ese aspecto, efectivamente los verdaderamente libres son las tribus indígenas independientes, autónomas y colectivistas.