In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

sábado, 17 de septiembre de 2011

La cultura del miedo a través del terrorismo económico.


                                                      Facetas de la crisis económica.

 
Los mercados mundiales en la actualidad piden mano de obra barata para poder ser lo más competitivos posibles, las grandes empresas se ven obligadas a producir a bajo coste para así poder obtener el máximo de beneficios netos a corto plazo, los grandes bancos asociados con las multinacionales especulan con la economía mundial sin tener en cuenta el trabajo real de producción del obrero, que asimilado por la maquinaria industrial ofrece poca rentabilidad debido a la superproducción que se está llevando a cabo a todos los niveles (multinacionales) para así poder tener el margen más amplio de especulación posible sobre el producto final.

La era industrial con el capitalismo, es una especie de tragedia del hombre frente a la máquina, que debido a su propio afán de progreso sin limites, impide al hombre ver con claridad los objetivos del trabajo como sustento y forma de vida.

Cabe esperar que por ejemplo en el Estado español, la mano de obra barata sea la pieza angular de la economía, el alto porcentaje de desocupados es el caldo de cultivo idóneo para poder llevar a cabo la tarea del post-condicionamiento humano, esto es a fin de cuentas sobrevivir para trabajar al precio que los mercados crean oportunos, es decir al precio más bajo posible.

No voy a entrar en qué condiciones  tiene que trabajar el hombre y bajo que salario debe hacerlo, ya que ésta es una de las preguntas que se debe hacer el trabajador por ser él una de las partes interesadas si trabaja para un tercero, ya sea Estado, empresa,  etc.

Crear un ambiente donde la “inseguridad económica” este a la orden del día, es una forma de condicionamiento instintivo que afecta a las zonas psicológicas más vulnerables del hombre, que en este caso saben aprovechar muy bien los grandes oligarcas que controlan la economía mundial. El sufrimiento del hombre que ira en aumento debido a la incapacidad para proveer el sustento y la impotencia mezclados con la desesperanza por el futuro, forman la nueva estructura psicológica que determina el comportamiento y también en la mayoría de los casos el carácter del hombre.
En este punto, la dependencia del total del sistema que tiene cada individuo, será la que conformará su estado psicológico y conducta.

La posibilidad de poder sobrevivir en un sistema que está corrupto, pasa por una mayor o menor asimilación del individuo que ve y tolera por consenso en la mayoría de las ocasiones, las negligencias e injusticias que provoca dicho sistema. A fin de cuentas el “consenso social” por mayoría, es el que aprueba o rechaza la política que ejercen los gobiernos.

El hombre no tiene porque nacer esclavo, es el propio sistema el que lo acaba esclavizando, la dependencia o independencia, su carácter y su visión de la vida deciden el futuro de la humanidad y, no cabe la excusa por muy mal que estén las cosas de lo que dice aquel refrán “Más vale lo malo conocido, que lo bueno por conocer”  por temor en la gran mayoría de las ocasiones de no tener la suficiente confianza en las posibilidades de cada uno de nosotros.

7 comentarios:

tripasdhule dijo...

Joder Albert.
Me has dejado de plastico con esta reflexión.
No entro en comentarios por que temo no estar a la altura.
Saludos amigo.

Albert A.H. dijo...

Hola Tripas, no es para tanto..no dejo de ser un aficionado...

Saludos

tripasdhule dijo...

Por tu comentario.........puedo deducir que no sabes quien soy?

Albert A.H. dijo...

No, ahora mismo no caigo... ¿quién eres?

Salut!

tripasdhule dijo...

jajajaja Soy Isaac.....del rec.
No veas como te lo curras.

Albert A.H. dijo...

Hola Isaac... ¿qué tal?
Se hace lo que se puede, nos vemos.

Saludos


Realidad B dijo...

Hola... Por un lado tenemos el miedo de la masa humana, miedo al futuro inmediato, y por otro el miedo de los poderes fácticos, a perder su preponderancia (a largo plazo). Éste sería un miedo muy difícil de comprender, o al menos un miedo idóneo para ser estudiado a fondo. La esperanza nuestra radica en que el ser humano (mientras le quede algo de humanidad) saca de sí, en situaciones extremas, lo mejor, y dentro de lo mejor también se encuentra el coraje: lo que les falta a "ellos", ¿quiénes serían ellos? (pregunta del millón). Saludosss