In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Interpretar es subjetivo mientras que observar es objetivo.

sábado, 30 de diciembre de 2017

La manipulación de la conciencia.



Para cambiar la conciencia la imagen que la domina debe ser destruida, lo que significa disolver el pensamiento que crea permanentemente la imagen que proyectamos en la conciencia que la condiciona y manipula a su antojo.

Quien crea una idea puede crear una imagen y por lo tanto controlar el pensamiento y la voluntad del individuo y colectivo al que se le inocula aquella a través de la propaganda. Por lo tanto la propaganda determina el pensamiento y lo somete por voluntad ajena.

En este contexto no existe el pensamiento ni la conciencia original del individuo al quedar restituidas por otras ideas que modifican la estructura de las imágenes que proyectan desde el exterior y consiguen invadir su espíritu por la fuerza de la persuasión y el convencimiento de que es un ser desvalido y dependiente, de manera que debe ser gobernado y manipulado por su propio bien.

La mutilación de la conciencia es un hecho que se produce cuando no existe voluntad propia y el individuo se somete a cambio de seguridad. Cede su iniciativa y voluntad de ser libre por la certidumbre de un porvenir mejor que le promete de forma ilusoria el sistema que lo domina.

6 comentarios:

Icaria36 dijo...

El análisis de este artículo parece correcto, pero la pregunta que surge es ¿qué hacer?

¿Qué imágenes nos están dominando y deben ser destruidas?

Y por contra, ¿hay imágenes que deben ser construidas a nivel social? ¿O es la expectativa que cada quién puede vivir sin esas imágenes o costruirse las suyas ropias a nivel individual?

Albert Libereco dijo...

Sobre el qué hacer, creo que es intentar que no te dominen las imágenes. Cosa difícil y compleja porque siempre están ahí; recuerdos.

Las imágenes que deben ser destruidas son las de la cultura dominante que se crean y transmiten a través de la propaganda, en este caso, la capitalista.

La imágen que debe ser construida es una totalmente distinta a la actual. Eso dependerá de cada cual, cada uno tendría que ser su propio constructor de imágenes para que fueran útiles a la sociedad.

Albert Libereco dijo...

Un ejemplo de cómo se incoluan las imagénes pertenecientes a la cultura dominante, es decir, del condicionamiento adqurido por Guy Debord

"En el terreno de las técnicas, cuando la imagen construida y escogida por otro se conviene en la principal relación del individuo con el mundo que antes contemplaba por sí mismo, de cada lugar a donde podía ir, esa imagen va a ser la base fundamental de todo; porque en el interior de una misma imagen se puede yuxtaponer sin contradicción cualquier cosa. El flujo de imágenes se lo lleva todo, y de igual manera es otro quien gobierna a su gusto ese resumen simplificado del mundo sensible, ese otro que escoge adónde debe ir esa corriente así como el ritmo de lo que debe manifestarse como perpetua sorpresa arbitraria, sin dejar tiempo para la reflexión e independientemente de lo que el espectador pueda pensar o comprender. En esa experiencia concreta de la sumisión permanente se halla la raíz psicológica de la adhesión generalizada a lo que está ahí, que viene a reconocerle ipso facto un valor suficiente. El discurso espectacular calla,
además de lo que es propiamente secreto, todo aquello que no le conviene. De lo que muestra aísla siempre el entorno, el pasado, las intenciones, las consecuencias. Es pues totalmente ilógico.

Dado que ya nadie puede contradecirle, el espectáculo tiene derecho a contradecirse a sí mismo, a rectificar su pasado. La altanera actitud de sus servidores cuando dan a conocer una nueva versión, y quizá más engañosa todavía, de algunos hechos, es la de rectificar con dureza la ignorancia y las malas interpretaciones atribuidas a su público, mientras que son ellos mismos quienes la víspera se apresuraban a difundir ese error, con su acostumbrado aplomo. De este modo, las enseñanzas del espectáculo y la ignorancia de los espectadores aparecen indebidamente como factores antagonistas cuando, en realidad, provienen el uno del otro."

Icaria36 dijo...

Desengancharse de los medios de comunicación de masas parece ser un paso necesario para empezar a salir de ese flujo de imágenes y o bien dejar entrar otras o bien dejar más espacio vacío para la generación de nuevas imágenes desde nuestro interior o entorno inmediato.

¿Iría por ahí la cosa?

Albert Libereco dijo...

Sí, si quieres profundizar más, dejo un vídeo sobre esta cuestión:

https://matapuces.blogspot.com.es/2017/12/krishnamurti-la-transformacion-del.html

Icaria36 dijo...

Muchas gracias.

Una pequeña aportación:

https://confederac.io/acciones/definamos-nuestras-propias-agendas-al-margen-de-los-medios-de-comunicacion-de-masas