In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

miércoles, 27 de enero de 2016

Felipe González y Karl Marx - Bienaventurados los salvadores.






"La esclavitud directa es la piedra angular de la
industria burguesa... Sin esclavitud, ningún algodón, ninguna
industria moderna. Sólo la esclavitud ha dado a las colonias su
valor; las colonias han creado el comercio mundial y el comercio
mundial es la condición de la gran industria. Así, pues, la esclavitud
es una categoría económica de altísima importancia. Sin la esclavi-
tud, Norteamérica, el país más progresista, se convertiría en un país
patriarcal. Si se borra a Norteamérica del mapa mundial, tenemos
la anarquía, la completa decadencia del comercio y de la civilización
moderna"

Karl Marx - "Miseria de la filosofía" (Respuesta a la "Filosofía de la miseria" del señor Proudhon)

6 comentarios:

Pablo Heraklio dijo...

Donde dije digo, digo Diego. El día que el PSOE renegó del marxismo los socialistas lo vendieron como normal, y hasta fueron apoyados por comunistas que militaban en sus filas. Ese fue el primer pulso a sus bases y lo perdieron. A partir de ahí todo ha sido perder. Nos barrió la amnesia.
Salud!

Albert dijo...

Es cierto, habían marxistas en las filas del PSOE, algo curioso...

Debate "La clave" sobre el marxismo, hasta el más sensato en este debate (Lévy) se acabó vendiendo también...

https://www.youtube.com/watch?v=VLo9LajdKnQ

Albert dijo...

Dejo el enlace de un artículo bastante interesante sobre este asunto:

http://www.lahaine.org/est_espanol.php/el-psoe-clave-de-boveda

Anónimo dijo...

Estoy leyendo las memorias de Herzen y en lo personal, Marx (a quien no discuto su inapreciable aportación al campo de la economía política, ni la trascendencia de su teoría de la plusvalía, ni, en general, la importancia del materialismo histórico) dejaba mucho que desear. Estando Bakunin en prisión, Karl Marx hizo correr un infundio desde una de las publicaciones marxistas alemanas, dando a entender que el ruso era un espía zarista, buscando así minar la confianza que las clases populares habían depositado en él. Una señora (no recuerdo el nombre) a quien había implicado, escribió al periódico desmintiendo la versión de Marx (según la cual habría sido ella la fuente de información) y entonces, Marx, les echó la culpa a sus colaboradores, esgrimiendo que habían publicado un texto sin revisar, es decir, escurriendo el bulto. Marx, como buen alemán, sentía un odio profundo, impersonal, estúpido, hacia todo lo ruso y hacia muchos revolucionarios franceses también (pocos alemanes se han liberado de su pasión nacionalista) y sin duda cometió muchas perrerías. Lo que, repito, valoro independientemente de su innegable trascendencia como sociólogo, economista y filósofo. Pero tiene sus sombras.

Crusoe

Albert dijo...

Dejo este vídeo que lo vi en el blog de Loam:

https://www.youtube.com/watch?v=XwAXoTwYQC0

Anónimo dijo...

Magnífico análisis el de este Jappe.

Crusoe