In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

viernes, 13 de febrero de 2015

Una pequeña reflexión sobre la Revolución tecnológica.





La revolución tecnológica acabará por adaptar al hombre a las necesidades que impone una élite de poder para desproveerlo totalmente  de la autonomía que aún le quedaba.

Esta adaptación y finalmente asimilación del hombre por la tecnología supondrá el nacimiento de un nuevo hombre que dependerá totalmente de ésta para poder sobrevivir, un nuevo hombre desprovisto de conciencia y alma, ya que la tecnología lo proveerá de una nueva conciencia creada por las máquinas, de esta forma ya no echará de menos las inquietudes e incertidumbres tanto como la pasión por la vida que le pertenecían en el pasado.

Sin ir más lejos creo que internet ya ha creado una conciencia alternativa en la que el hombre "inconscientemente" frustrado e impotente ante la realidad en la que vive pueda huir y aislarse -por momentos- en un mundo aséptico y sentirse a gusto en él.

La mayoría de las normas y leyes y los condicionantes para la supervivencia se aceptan y aceptarán sin apenas oposición.

Por lo tanto vaticino un futuro bastante oscuro también para los supervivientes de este planeta.

De lo cual se deduce que una élite de poder impondrá cada vez mayores dificultades y restricciones para la supervivencia al resto de los mortales, las condiciones ya quizá sean lo de menos, pero ya podemos atisbar y hacernos una idea de como vivirán nuestros descendientes en este mundo.

El modus vivendi basado en la tecnología y la propaganda de todo tipo de artículos serán las directrices del sistema impuestas para la supervivencia del hombre.

2 comentarios:

Piedra dijo...

Ni siquiera esa élite escapa al control del monstruo que se va creando y va creciendo, mientras destruye lo que nos quede de humano a cada uno.
La tecnología siempre será destructiva por bien que se presente o por los aparentes beneficios que ofrezca... hasta que se establece.
Todos los adelantos y mejoras tecnológicas han pasado volviéndose estorbos y haciéndonos retroceder, nos terminamos convirtiendo en esclavos de la tecnología, sin posibilidad de escapar, puesto que no hay a donde.

Saludos.

Albert A.H. dijo...

Cuando el aparato tecnológico se acabe de imponer totalmente y se vuelva autónomo, las relaciones humanas desaparecerán y se convertirán en virtuales, dónde éstas sean perfectas y no hayan problemas y conflictos que supongan malestar alguno para el hombre, porque entre otras cosas la perfección y el equilibrio estarán asegurados al crear una inteligencia artificial dotada de características inherentes humanas y de esta manera se eviten los sufrimientos que conlleva la vida en general, es decir, la búsqueda de la seguridad y de la felicidad ya dejarán de ser una utopía para convertirse en una realidad controlada por el sistema tecnológico totalitario e independiente de la élite que lo creo.

Como dices la élite y todos nosotros acabaremos en manos de una inteligencia artificial que nos dirigirá y gobernará para convertirnos en sus nuevos esclavos.