In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

lunes, 9 de febrero de 2015

"Catastrofismo, administración del desastre y sumisión sostenible" René Riesel, Jaime Semprún.

La catástrofe histórica más profunda y más real, la que en última instancia determina la importancia de todas las demás, reside en la persistente  ceguera de la inmensa mayoría, en la dimisión de toda voluntad de actuar sobre las causas de tantos sufrimientos, en la incapacidad de considerarlas siquiera lúcidamente. Esta apatía va a resquebrajarse, en el curso de los próximos años, de manera cada vez más violenta por el hundimiento de cualquier supervivencia garantizada. Y quienes la representan y la alimentan, cultivando un precario statu quo de ilusiones tranquilizantes, serán barridos. La emergencia se impondrá a todos y la dominación tendrá que hablar por lo menos tan alto y claro como los propios hechos.










Cuando el Destino nos Alcance (Soylent Green... por DerechoEcologico

4 comentarios:

Piedra dijo...

Me has cogido pesimista, cada vez encuentro más gente que vive en los mundos de Yupi, esto no tiene arreglo.
De la película, me extraña que no hayan hecho uno de estos refritos modernos, será para que la gente no la recuerde demasiado.

Saludos.

Albert A.H. dijo...

Esta película ya la recomendaste tú en su momento, creo conveniente hacer una revisión de ella de tanto en cuanto, el párrafo va acorde también con el argumento, no es casual tampoco tu pesimismo ante el panorama.

La mayoría de las normas y leyes y los condicionantes para la supervivencia se aceptan sin apenas oposición.

Yo vaticino un futuro bastante oscuro también para los supervivientes de este planeta.

En lo que si estoy de acuerdo es que la élite de poder impondrá cada vez mayores dificultades y restricciones para la supervivencia al resto de los mortales, las condiciones ya quizá sean lo de menos, pero ya podemos atisbar y hacernos una idea de como vivirán nuestros descendientes en este mundo

Salut

Albert A.H. dijo...



Y no hace falta recordar que también imponen un modus vivendi basado en la tecnología y la propaganda de todo tipo de artículos.

La revolución tecnológica acabará por adaptar al hombre a las necesidades que impone una élite de poder para acabar totalmente con lo que quedaba de su autonomía.

Esta adaptación y finalmente asimilación del hombre por la tecnología supondrá el nacimiento de un nuevo hombre que dependerá totalmente de ésta para poder sobrevivir, un nuevo hombre desprovisto de conciencia y alma, ya que la tecnología lo proveerá de una nueva conciencia creada por las máquinas, de esta forma ya no echará de menos las inquietudes e incertidumbres tanto como la pasión por la vida que le pertenecían en el pasado.

Sin ir más lejos creo que internet ya ha creado una conciencia alternativa en la que el hombre "inconscientemente" frustrado e impotente ante la realidad en la que vive pueda huir y aislarse -por momentos- en un mundo aséptico y sentirse a gusto en él.

Piedra dijo...

Creo que en parte es porque es difícil encontrar gente en el propio entorno (a veces) que comparta inquietudes o ideas y Internet aumenta mucho la posibilidad de encontrar personas afines, aunque en la mayoría de veces "virtuales".
Yo como te digo, cuando hablo con la mayor parte de personas que me rodean, termino entendiendo perféctamente porqué estamos como estamos.
Algo más es que hablas del futuro, pero yo creo que ya estamos en ese estado, aunque estaremos peor, puede ser, pero en el propio presente vasta con que cambies de país o continente y compruebas que se están viviendo realidades peores.

Salud!