In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

lunes, 27 de octubre de 2014

Estado=Capitalismo






El Estado es su esencia sea del color que sea es capitalista, para ver este hecho sólo hay que repasar un poco la historia, de momento voy a dejar un diálogo que mantuvieron en su día el expresidente de Venezuela Hugo Chávez con el presidente de Repsol Antoni Brufau:

Antoni Brufau: “Nosotros estamos muy cómodos y siempre con muy
buena relación con el gobierno, con PDVSA y con el ministro”
Hugo Chávez: “¿Te das cuenta? No somos tan diablos, ¿eh?”. [...]
Hugo Chávez: “Brufau, ¿qué vamos a hacer con tanto gas?”
Antoni Brufau: “Alguna utilidad le encontraremos 2 ”.

Artículo completo:  Chávez: "Brufau, ¿qué vamos a hacer con tanto gas?"

De todos modos, no deja de ser una paradoja el "enfrentamiento" que se da entre los gobiernos, venezolano, ecuatoriano o boliviano - por poner un ejemplo- con el imperialismo estadounidense, en mi opinión estas disputas mas o menos enconadas son meras cortinas de humo para distracción de las masas y desviaciones del centro de atención de los asuntos más importantes y vitales para el funcionamiento de la sociedad en general por parte de la élite de poder.

¿Cómo explicamos este tipo de asociaciones entre Estados que se dicen "socialistas" y grandes empresas multinacionales?

¿Cómo pretenden acabar con el Capitalismo este tipo de gobiernos "socialistas"?

Según el presidente ecuatoriano Rafael Correa "Eso es como un mendigo sentado en un saco de oro”, la figura del mendigo es la del gobierno o Estado, y la del saco de oro es la los recursos naturales.

Esta opinión queda mejor expresada en el artículo" Bolivia-Ecuador: El Estado contra los pueblos indios de Raúl Zibechi;

"Hay un abismo que los separa, cuya línea divisoria es el proyecto de país y el denominado “desarrollo”. Correa está convencido que la mayor amenaza a su proyecto, que denomina “Socialismo del siglo XXI, viene de lo que él denomina la izquierda “infantil” y grupos ambientalistas e indígenas que, dice, rechazan la modernidad. Por eso critica al que “le dice no al petróleo, a las minas, a no utilizar nuestros recursos no renovables. Eso es como un mendigo sentado en un saco de oro"

Toda la verborrea politiquera que utilizan los mandatarios de estos países se queda en la nada por muy buenas que fueran o sean sus intenciones en el plano social, superar esta contradicción se hace imposible cuando la alianza es con el enemigo que preconizan combatir, en esta coyuntura las disputas que puedan haber entre Estados - entre oligarquías- son sólo por una porción del pastel a repartir, son en esencia económicas, no hay más ideología que la del Capital, la política queda en un segundo plano y sometida al Capital y subvertida por la pseudo-política de la inmensa mayoría de los que ejercen la política.

Podríamos calificar directamente que el engaño y posterior manipulación de los gobernantes hacia sus súbditos corresponde al auto-engaño de aquellos convertido en corrupción como modus vivendi por parte de éstos.

Hay que sumar aquí la consecuencia de todos estos hechos y las repercusiones que han tenido, tienen y tendrán en el futuro, un panorama desolador para una inmensa mayoría de cobayas humanas al servicio de una élite restringida de poder para diferentes tipos de experimentación, en el que el ser humano quedará reducido a ganado, sin capacidad de reacción y decisión sometido e inducido a los dictámenes superiores, neutralizado en su libre albedrío a partir de patrones establecidos de pensamiento y conducta que conformaran diferentes tipos de sociedades según las normas y reglas dictadas y ejecutadas por una oligarquía internacional.

1 comentario:

Loam dijo...

Estoy básicamente de acuerdo con cuanto se expone en este artículo. Cuando dichos gobiernos "socialistas" venden el oro sobre el que se sienta el mendigo, éste no deja de serlo, pero ya no tiene ni donde sentarse.

Salut!