In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

martes, 9 de septiembre de 2014

Violencia impune de los Estados Marroquí y Español en la frontera de Melilla hacia los inmigrantes africanos.


¿Donde está Toumani Samake? from Asociación Pro.De.In. Melilla on Vimeo.


Violencia, ilegalidad e impunidad sin límites en la frontera de Melilla. from Asociación Pro.De.In. Melilla on Vimeo.



¡REDADA! from Asociación Pro.De.In. Melilla on Vimeo.

7 comentarios:

Damián G. Salaberri dijo...

Por desgracia el odio al negro va más allá de los descerebrados con uniforme, es un sentimiento enraizado en el europeo, se debe a su egoísmo y al miedo ancestral a lo diferente, hasta hay anarquistas que desprecian al negro y comercializan un victimismo de blancos. Eso es lo que hace que el terrorismo del estado español contra los inmigrantes africanos quede en nada.

Albert A.H. dijo...

Así es Damián, ya que estamos hablando del racismo y xenofobia, también sería interesante hablar de la discriminación social que produce el Capitalismo en su totalidad, me refiero a la jerarquización de la sociedad y al desprecio y frialdad que sufren normalmente los más humildes y los más pobres, ya sean negros, blancos o amarillos.

Albert A.H. dijo...

Y en condiciones como las que padecen los negros africanos en la frontera de Melilla, surge la violencia con toda su crueldad como la tortura, malos tratos y hasta asesinatos sin parece ser ningún remordimiento de conciencia.

Albert A.H. dijo...

Ya puestos también sería interesante de analizar la actitud del resto de la sociedad - en la que estamos incluidos nosotros - respecto a estos hechos que acontecen.

¿Por qué permitimos o se permiten este tipo de acciones?
¿Qué finalidad tienen?
¿Cuáles son sus causas concretas,es decir que los origina?

Piedra dijo...

Estos inmigrantes solo representan un 1%, no son nada a pesar de que parezca que nos invaden por Melilla, además no quieren quedarse en este puto país, van de paso a países ricos.

Tenemos varios problemas, uno es el que no puedan circular libremente, pero otro es el que se vean forzados (o engañados) a salir de sus países, y que llegados como modernos esclavos a países ricos, sustituyen a los pobres autóctonos destruyendo tanto los derechos laborales, como la cohesión entre trabajadores. Es decir que son traídos (engañados o forzados a venir) para tanto cargarse nuestro mercado laboral, como para destruir la posible reacción del proletariado. Por tanto creo que es un error defender su "derecho" a venir, lo que hay que procurar es que en sus países tengan condiciones dignas, que las podría haber si nuestros países no les robasen.
Salud!

Albert A.H. dijo...

En efecto, al ser un problema o problemas mundiales, específicamente del sistema Capitalista, se convierte en un problema en el que todos los habitantes de este planeta estamos inmersos, es decir, no es sólo un problema que tienes los negros africanos en este caso.
Este punto debería ser vital para entender los orígenes de estos hechos y las consecuencias que se derivan ellos.

Mas bien, es una constatación de los hombres tratados como a ganado por parte del sistema, sólo con la diferencia que en unas zonas del planeta el hombre-ganado, esclavo, o como queramos llamarle tiene más privilegios y comodidades que en otros lugares.

Por otra parte presenciando estos hechos veo una finalidad puramente propagandística llevada a cabo por los países más industrializados y avanzados tecnológicamente que otorgan más ventajas y prebendas a sus conciudadanos para que vivan y trabajen en ellos, para así producir más beneficios a la élite Estatal-Capitalista.


Albert A.H. dijo...

Y de paso culminar un proyecto en el que los países más "ricos" - élite capitalista - o desarrollados conciencien a sus ciudadanos de que en otros lugares más pobres del planeta las condiciones de vida son mucho mas difíciles y complicadas, creando una falsa realidad en la que los ciudadanos de los naciones más ricas acepten las normas y leyes impuestas que les dicta una minoría como única forma y tipo de vida.