In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

lunes, 14 de julio de 2014

Apuntes sobre "La edad de la técnica" de Jacques Ellul.




Antes de dejar unas reflexiones de Ellul sobre la técnica, sería necesario aclarar qué es la técnica y qué utilidad tiene para nosotros.

Según e diccionario etimológico la palabra técnica proviene del griego tekhnicos: relativo al que hace, y se refiere a la destreza y habilidad para hacer un oficio o trabajo.

Como por ejemplo, la alfarería sería la técnica que utiliza el hombre para elaborar objetos de barro y arcilla para diferentes usos. En este caso si el método técnico es aplicado por un sólo hombre, queda reducido a la capacidad e imaginación para fabricar el objeto deseado para su uso, la máquina que utiliza el alfarero también queda restringida por él, en un segundo plano, no hay más extensiones dentro del campo de trabajo que puedan hacer que escape a su control.

Pero ¿qué sucede cuando la técnica es aplicada de diferente modo y no tiene restricciones ni limitaciones de ningún tipo?

En este caso, según Ellul se vuelve autónoma, es decir, acabo siendo independiente del hombre, y en vez de ser un medio exclusivo para sus supervivencia, pasa a ser un fin, un modus vivendi en el que queda atrapado por un gran sistema técnico que rige la vida del hombre moderno, Internet podría ser un buen ejemplo de este gran sistema técnico que ha tomado "conciencia propia".

Reflexiones sobre la técnica según Ellul:

1.- Es un malentendido confundir 'técnica' y 'máquina'. La técnica 'ha tenido su punto de partida en la existencia de la máquina' y la máquina 'es técnica en estado puro', pero, en lo esencial, la técnica consiste en una mentalidad, que engendra un 'sistema técnico', es decir, en una forma de considerar la realidad. La máquina es sólo un instrumento que optimiza el sistema técnico.
2.- 'La máquina ha creado un medio antihumano' porque ha reducido lo humano a una sola dimensión: la eficacia: 'Proletarios y alienados, tal es la condición humana ante la máquina'.
3.- La inhumanidad de la máquina deriva de que es el hombre quien tiene que adaptarse/someterse a ella y a sus reglas. La máquina rige a los humanos (sitúa como único parámetro valioso de la vida el de la eficacia) y no al revés.
4.- En consecuencia hoy vivimos en un 'medio técnico' que no es ya un 'medio humano'. Lo que Toynbee llama 'organisation' o Burnham 'managerial action', es la técnica aplicada a la vida social, económica o administrativa'.
5.- 'La técnica lo integra todo (...) el hombre no está adaptado a ese mundo de acero, ella lo adapta', cualquier cosa en la vida se acaba reduciendo a técnica (incluso el sexo). Y finalmente no sólo hay mecanización de las cosas sino de las relaciones humanas: 'la técnica deja de ser un objeto para el hombre y se convierte en su propia substancia'.
6.- No puede distinguirse con claridad entre ciencia ('pura') y técnica ('aplicada'). Más bien al contrario 'históricamente la técnica ha precedido a la ciencia' (ejemplos: la rueda, la máquina de vapor...). Sucede lo mismo en biología, en psicología, etc. En economía, ciencia económica y técnica económica también se confunden: 'la ciencia se ha convertido en un medio de la técnica'.
7.- 'No es la frontera de la ciencia lo que está hoy en juego, sino la frontera del hombre'. La técnica vive de su propia expansión, de su mismo ir conquistando otras fronteras. '... y ni siquiera podemos decir que asistimos ahora a su pleno desarrollo. Contrariamente, es previsible que le queden aún conquistas decisivas -el hombre entre otras-, y no descubrimos el obstáculo capaz de impedirlas'.
8.- El fenómeno técnico se diversifica y extiende en 'tres grandes sectores de acción de la técnica moderna': (a): técnica económica, (producción, trabajo, planificación), (b) técnica de la organización (desde el ámbito jurídico al militar), y (c) técnica del hombre ('cuyas formas de organización muy diversas, desde la medicina y la genética hasta la propaganda, pasando por las técnicas pedagógicas, la orientación profesional, la publicidad, etc. En ellas el objeto de la técnica es el hombre mismo').
9.- En tal sentido la técnica no es democrática, sino totalitaria: ocupa la totalidad del mundo sin solicitar ninguna opinión a los humanos e imponiéndose por su propia fuerza. 'La técnica se funde con el Estado' porque 'toda la administración no es más que una máquina'.
10.- No existe autonomía de la política ante la técnica. La técnica convierte a 'la administración en aparato' los funcionarios en objetos y la nación en campo de operaciones'. 


 Los términos entrecomillados pertenecen al cap. I -'Técnicas', p. 7-27 (tesis de 1 a 8) y al cap. IV -'La técnica y el Estado', p. 268-269 (tesis 9-10), del libro de Jacques ELLUL: LA EDAD DE LA TÉCNICA. Barcelona: Ed. Octaedro, 2003; traducción de LA TECHNIQUE OU L'ENJEU DU SIÈCLE (1954), sobre la 2ª ed. revisada y ampliada en 1960, (Ed. Economica, París, 1990).

No hay comentarios: