In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

lunes, 3 de junio de 2013

Violencias de Estado (La guerra antiterrorista y la guerra contra el crimen como medios de control global) - Pilar Calveiro.

Libro de interés para entender el actual sistema en el que vivimos y en el cual los Estados ejercen el poder sobre sus respectivas sociedades,






¿Cómo funciona el mundo en la fase actual del capitalismo? Ante la pregunta, los diversos campos del saber proponen respuestas parciales. En este ensayo, Pilar Calveiro logra trazar una imagen abarcadora del escenario complejo y acuciante de las sociedades contemporáneas. Sostiene que estamos frente a una reorganización hegemónica a nivel planetario y que, para echar alguna luz sobre los procesos que la hacen posible, hay que identificar y analizar los lugares que funcionan como ejemplo y paradigma del sistema.
Así, su mirada se concentra en la violencia estatal y en la intensidad y las formas de penalización y castigo, tanto en el ámbito nacional como internacional: sobre quiénes recaen las penas, quiénes son presentados como enemigos, cuáles son las tecnologías específicas del castigo, todos indicios que permiten reconstruir el núcleo duro del orden hegemónico y su impacto sobre los cuerpos concretos de los sujetos. Esa violencia, legitimada jurídicamente en virtud de estar administrada por los Estados –funcionales a las redes de poder corporativo y transnacional–, se despliega a través de dos grandes combates, definidos como guerras. Por un lado, la guerra antiterrorista, que permite expandir el nuevo orden global al invadir territorios y apropiarse de sus recursos; por otro, la guerra contra el crimen, que conduce al encierro creciente de jóvenes y pobres en aras de la supuesta seguridad interior. No son guerras verdaderas sino formas de la violencia estatal que se dirigen principalmente contra disidentes y excluidos.
Con un estilo diáfano y contundente, Pilar Calveiro propone un diagnóstico preciso, demoledor, del orden actual, y una reflexión sobre el modo en que se construye la hegemonía y sobre el riesgo de la violencia represiva que afrontan las democracias cada vez que se impone un “escenario bélico”.

2 comentarios:

Dillinger dijo...

Volvemos a lo de siempre, Albert: el Estado es el instrumento de la oligarquía, de modo que sólo son planteables dos posibilidades lógicas para combatirla: conquistar o abolir el Estado. Es decir, la democracia (real, no "formal") o la revolución social.

Apunto el libro.

Albert A.H. dijo...

Este libro toca temas de suma importancia para el control de la sociedad en general, otro libro que encontré por casualidad.