In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

jueves, 27 de junio de 2013

"El giro estatolátrico, repudio experencial del estado de bienestar" Félix Rodrigo Mora

Libro de interés para quien quiera saber más de cómo funciona el Estado y sus mecanismos de persuasión y adoctrinamiento general de la sociedad.
Quería remarcar y destacar  la diferencia que hace Félix  entre lo público y lo estatal a la que hace mención el libro para una mayor comprensión de qué es realmente el Estado, entre otras cuestiones que plantea con gran acierto.


El Estado de Bienestar comienza en Alemania en el último tercio del siglo XIX, con el canciller Bismarck. Éste lo instaura (en una versión inicial, que luego desarrollarían los nazis y tras ellos la democracia cristiana en el gobierno después de 1945) con cuatro propósitos: crear el mayor conformismo social posible, destruir las expresiones auto-organizadas del movimiento obrero, laminar al ser humano en tanto que humano y preparar a las masas para la guerra imperialista.
(…)
Se ha creado previamente un tipo de ser… ¿humano? que odia su condición, que quiere renunciar a lo específicamente humano, delegando sus obligaciones y deberes en los funcionarios del Estado, para él dedicarse a gozar y disfrutar (…). Pero lo que aborrece por encima de todo es la libertad: no desea en absoluto ser libre sino sólo un tipo específico de ganado de labor al que las instituciones han de garantizar la máxima pitanza diaria.

 [...] Lo que empezó siendo algo bastante pequeño y endeble, en el siglo XIV, el aparato estatal, primero de la corona de Castilla y luego de España, es ahora una realidad social colosal y monstruosa, dedicada a aniquilar de una vez por todas la condición concreta humana, los escasos restos de vida civilizada que aún perviven (¿por cuánto tiempo?) y toda manifestación de libertad, con el apoyo entusiasta de una parte notable de la población, y de una porción abrumadora de la“radicalidad anticapitalista”, que ha bregado decisivamente para que aquélla interiorice que nada puede hacerse sin el Estado, ni al margen de él ni mucho menos en su contra. En eso consiste el contemporáneo triunfo del Estado. [...]

[...] Un rasgo fundamental de las sociedades opulentas contemporáneas, ya en decadencia, es el ascenso en flecha del aparato del Estado que se viene haciendo componente determinante de todos los aspectos de la vida social y también personal, incluso los tenidos por más privados e íntimos, de manera que se está produciendo un rápido colapso en desarrollo de lo muy poco que aún queda de la libertad popular, la civil tanto como la política, la de conciencia tanto como la de expresión, la de indagar y vivir la verdad tanto como la de construirse a sí mismos, la de auto-organizarse tanto como la de llevar una existencia liberada de tutelas, vigilancias y “ayudas” institucionales siempre envenenadas, pues realizan la razón de Estado que es la expresión más atroz, al basarse a fin de cuentas en la fuerza armada del ejército y las policías, de la voluntad de poder de las elites mandantes. Todo ello ha ocasionado un suceso bien aciago, de gran significación histórica dentro de su negatividad, el gran giro estatolátrico de los últimos dos decenios. [...]



Fuente:  http://felixrodrigomora.net/












3 comentarios:

Piedra dijo...

Bastante recomendable, como el resto de sus obras, pero difícil de leer... como el resto de sus obras, jeje, ahora intento "la democracia y el triunfo del estado" y va para largo.

Albert A.H. dijo...

Éste libro es el que me ha gustado más de Félix, porque también he escrito algunos artículos sobre el engaño de lo que ha sido el mal llamado "estado del bienestar" en "España" durante estas dos últimas décadas.
Para mi las obras de Félix son más interesantes en el terreno político que en el filosófico.

Albert A.H. dijo...

Por cierto, como veo que te interesa el tema OVNI, te dejo el enlace del primer capítulo de una serie de National Geographic.

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=scvlzxHv5i4