In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

domingo, 9 de julio de 2017

La ascensión.

Compañeros, hay que ascender la montaña hasta la cumbre, no podemos quedarnos a mitad de camino y tirar la toalla tomando posiciones acomodaticias para preservar nuestra seguridad en la supervivencia. Si no llegamos hasta la cumbre durante nuestro recorrrido, otro compañero cojera el relevo, y si él llega hasta la cima se podrá dar por satisfecho, el viaje de la vida habrá valido la pena y de este modo tendrá sentido.

2 comentarios:

Piedra dijo...

La meta no es la cumbre, es el camino.

Salud!

Albert Libereco dijo...

Sí, la cuestión es no detenerse.