In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

miércoles, 13 de julio de 2016

Reflexiones: ética, poder, fetichismo, capitalismo, democracia, ego.

      
 

                                                              Ego y libertad.

El ciudadano es al Ego lo que el individuo es a la libertad

El Ego son los recuerdos acumulados en la memoria que invaden el espíritu y le dan forma al pensamiento y planifican la conducta, por ese motivo el Ego es tan peligroso.

El Ego es lo que atomiza al individuo, es decir, es lo que no deja ser individuo al individuo y por lo tanto lo convierte en un miembro o una parte de la masa gregaria que puede ser fácilmente manipulada por un tercero, llámese prójimo o simplemente Poder.              
                                                     


                                                   La voluntad de Poder.

En el sadomasoquismo se entreven las características del ciudadano medio. Éste es sometido por la clase dirigente pero a la vez quiere someter al prójimo más débil, por lo tanto la función social del ciudadano medio está condicionada sólo por factores externos como la voluntad de poder, ser sometido y someter en general, entretanto los factores internos del individuo quedan solapados por una carencia en la auto-estima e independencia que lo inducen en primera instancia a obedecer acatando por ejemplo las ordenes de una autoridad concreta y después a someter al otro que está por debajo de él manipulándolo con su consentimiento o sin el. Esta es la cualidad del ciudadano medio que identifico acertadamente Fromm en sus investigaciones.




                                                 El Capitalismo es una religión.   
                                        
 El problema es mucho más grave si cabe cuando el trabajador asalariado en mayor o menor medida explotado por el patrón y por lo tanto dominado, se refleja en éste y aspira a convertirse en empresario explotador en su afán por enriquecerse y conquistar un status superior en la pirámide social o cuando simplemente sólo pretende ganar más dinero.

                                                
                                             
              La sociedad es el sistema o pertenezco a la sociedad pero no me identifico con ella.

La sociedad capitalista (la inmensa mayoría que tolera el sistema de dominación) es parasitaria per-se, sólo busca el máximo beneficio ya sea económico o espiritual con el menor esfuerzo posible, ante estas circunstancias aquel que se declare libertario o anárquico tendrá que optar por emanciparse de la sociedad en la medida de sus posibilidades y no seguir las normas y las leyes dictadas por el sistema de dominación capitalista, por lo tanto y en esta coyuntura para el individuo libertario el enemigo pasa a ser la sociedad capitalista.


                                                                Estado

El Estado es la institución que gestionan los burócratas que por medio de los políticos que representan a la sociedad en general, favorecen los intereses de la burguesía para que de este modo puedan explotar y someter al proletariado.


                             El fetichismo de la mercancia invade el espíritu humano.

El propósito del fetichismo de la mercancía o el consumisno en la sociedad capitalista es compensar la carencia de relaciones basadas en el afecto y el aprecio, bajo estas premisas, el materialismo es la fuente del progreso técnico y tecnológico y por lo tanto lo que da valor a la vida humana en forma de valor pecuniario.
Ante la esasez de relaciones basadas en el amor fraternal, la vida se vuelve rutinaria y aburrida, la soledad azota al hombre moderno como una enfermedad que lo aisla continuamente y se convierte en su enemiga íntima, de manera que para escapar del hastío en el que transcurre su existencia tiene que optar por entretenerse de cualquier forma, ya sea recurriendo a nárcoticos espirituales, es decir, a religiones que prometen una próxima vida mejor después de la muerte como las teorías de la reencarnación que fomentan sus gurús o las drogas legales o "ilegales" que les ofrece el sistema de dominación para su evasión de la realidad, no obstante, la diversión más potente que invade el espíritu del hombre moderno es el entretenimiento de los medios de comunicación de masas que abarca todos los espectros de la vida en los que se desarrollan las relaciones humanas (esfera colectiva),y también en la esfera privada del individuo,es decir, desde los más importantes como el terreno político, religioso,y cultural, hasta los más instrascendentes que son implementados por las instituciones del Estado que rigen y gestionan la vida de los hombres modernos.


                                                           Autengaño.
        
 El auto-engaño del hombre se fragua cuando ha muerto espiritualmente, es decir, cuando ha decidido vivir sin pasión ni voluntad propia o como un esclavo más o menos feliz


.                                                 
                                             
                                                   
                                                        La ética en el individuo.
El sistema de dominación ha salido victorioso cuando ha conseguido desintegrar al individuo haciéndolo sentir culpable de sus fracasos, el odio en el que se sustentan las relaciones de poder en el Capitalismo acaban por minar la moral del sujeto y pasa a ser auto-odio, entrado en una espiral de auto-destrucción en el peor de los casos o en una simple lucha por la supervivencia derivada de la competitividad y la violencia intrínseca del sistema abocada como tal a la reproducción y perpetuación del Capitalismo.



                                                      Democracias representativas

En el consenso de las mayorías (ya sea en forma de democracias representativas o de sistemas totalitarios) está la primera traición al individuo, al considerarlo un miembro más del grupo o colectivo que tiene que acatar las directrices de convivencia impuestas por la mayoría, en esta coyuntura se desposee al individuo de sus cualidades inherentes y de su libertad de conciencia y pasa a ser un miembro atomizado más de una masa gregaria y a la vez fragmentada por la propaganda.

No hay comentarios: