In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

miércoles, 12 de marzo de 2014

Apuntes sobre el artículo de Teodore Kaczynski "El truco más ingenioso del sistema"






En este artículo Teodore Kaczynsky manifiesta la opinión en la cual pone de relieve que para el buen funcionamiento del Sistema, los rebeliones, conflictos y aquellos que luchan denunciando las corruptelas de diferente índole que se dan en él, están de alguna forma perfeccionando los mecanismos del propio sistema. En el escrito se pueden leer párrafos como:

"La agitación contra el racismo, el sexismo, la homofobia y similares, ya no
constituye una rebelión mayor contra el Sistema que la agitación contra la
corrupción política y los sobornos. Aquellos que luchan contra la corrupción
política y los sobornos no se están rebelando contra el Sistema sino que lo
están fortificando: Ayudan a que los políticos se mantengan fieles a las normas
del Sistema. Aquellos que luchan contra el racismo, el sexismo y la homofobia,
de igual modo están fortificando el Sistema: Ayudan al Sistema a suprimir las
conductas desviadas que le causan problemas, tales como el racismo, el
sexismo y la homofobia."

“Bastaría con llevar a cabo un mínimo repaso de los medios de comunicación de masas dentro de los países industrializados modernos, o incluso dentro de los países que meramente aspiran a la modernidad, para confirmar que el Sistema está totalmente volcado en la tarea de eliminar la discriminación en función a la raza, religión, género, orientación sexual, etc., etc., etc. Resultaría fácil encontrar miles de ejemplos que ilustraran este hecho, pero aquí sólo se citarán tres, provenientes de tres países dispares. ”

“El Sistema necesita que la población sea sumisa, pacífica, domesticada, dócil, y obediente. Necesita evitar cualquier tipo de conflicto o altercado que pudiera interferir con el normal funcionamiento del aparato social. Además de poner freno a las hostilidades raciales, étnicas o religiosas, también tiene que acallar o amarrar, por su propio bien, a cualquier otra tendencia que pudiera derivar en desorden o altercados, tales como el machismo, la agresividad, o cualquier tipo de predisposición por la violencia. ”

“Naturalmente, los tradicionales antagonismos étnicos y raciales tardan en morir; el machismo, la agresividad y los impulsos violentos no son fáciles de eliminar; y las diversas actitudes frente a la identidad sexual y de género, no cambian de la noche a la mañana. Así pues sigue habiendo muchos individuos que se resisten a estos cambios, y el Sistema se enfrenta al problema que supone intentar abatir dicha resistencia. ”

Así que, en pocas palabras, el truco más ingenioso del Sistema es:

a) Por el bien de su propia eficiencia y seguridad, el Sistema necesita
provocar cambios radicales y profundos en la sociedad para ajustarse a las
condiciones cambiantes que resultan del progreso tecnológico.
b) La frustración devenida de vivir bajo las circunstancias impuestas por el
Sistema lleva a sentir impulsos de rebelión.
c) El Sistema se apropiará de esos impulsos de rebelión para realizar los
cambios sociales que éste requiera; los activistas se “rebelan” en contra los
valores viejos y desfasados que dejan de serle útiles al Sistema, y a favor de
los nuevos valores que el Sistema necesita que aceptemos.
d) Así, los impulsos rebeldes que de otra manera podrían haber sido
peligrosos para el Sistema, se van por un sumidero que, no sólo es inofensivo
para el Sistema, sino que le es útil.
e) La mayoría del rechazo popular resultante de los cambios sociales, avanza
esquivando al Sistema y sus instituciones, para acabar volcándose en los radicales que encabezan dichos cambios.



Bajo mi punto de vista si el Sistema va mejorando su engranaje como si se tratara de una máquina asimiladora que va adaptando sus componentes (individuos) a su dinámica de funcionamiento, (para el beneficio de una élite de poder), no se debería tanto al inconformismo de algunos sino a la apatía y consentimiento de una mayoría o gran mayoría. Si al Sistema no le convienen los agitadores, los rebeldes, y demás disidencia es porque éstos deben ser domesticados para su asimilación y posterior integración. Si la denuncia y disconformidad no tuvieran sentido y sólo sirviera para perfeccionar las incorrecciones del Sistema correríamos el grave riesgo de la inconsciencia premeditada y el principio de corrupción como norma, lo que supondría la integración sin ningún tipo de respuesta efectiva para el desmantelamiento de las principales fuerzas activas que operan en él y un posterior diseño autogobernado y autogestionado que se ajuste al máximo a las necesidades primordiales del ser humano. Por otro lado la propaganda del Sistema nos ofrece numerosas formas de adaptación ante la disconformidad y el desagrado, la asimilación de la inmensa mayoría de los hombres es casi total.

El texto de Kaczynski deja muchos cabos sueltos, y preguntas sin responder, y alguna que otra contradicción, la propuesta del Sistema hacia un “Mundo Feliz” es valida en un futuro donde no existiera apenas conflictos, pero en la actualidad son demasiados los problemas al que debe enfrentarse el Sistema para llegar a un equilibrio para su buen funcionamiento, la gran máquina aún está en plena construcción...

3 comentarios:

Piedra dijo...

Yo creo que la mayoría de protestas que se realizan terminan sirviendo al propio sistema, en el fondo es que ninguna de ellas va contra el sistema sino contra sus defectos y entiendo que eso es lo que dice Kaczinsky, porque tampoco es que vayan a conseguir un sistema justo y perfecto, solo limpiar la cara del de dominación que tenemos.
Recuperando el viejo lema: el sistema no hay que mejorarlo, hay que abolirlo.

Salud!

Albert A.H. dijo...

Es un tema complejo que no acaba de quedar del todo claro, no obstante de una cosa estoy convencido, la lucha debería ser contra el poder en general y las injusticias que se dan en el conjunto de la sociedad o del sistema que lo conforma.
Otra cosa también debería quedar clara para una mayor comprensión posible, no podemos separar a la élite de poder y al resto de la población que conforman el Sistema o Sociedad, aquí no puede haber división porque de hacerlo incurrimos en un error fundamental de apreciación de la totalidad del Sistema, esto nos llevaría a una contradicción imposible de resolver y derivaría en la incapacidad para encontrar una solución efectiva a los conflictos que afectan a la sociedad en general.
No se si me he explicado del todo bien, pero en mi opinión la idea tendría que ir en esta línea.

Anónimo dijo...

Yo creo que Unabomber deja bien clara su posición racista, homófoba y machista, algo ya conocido, aparte de su amor a la bandera de los EEUU y su odio a lxs "izquierdistas", la versión psicópata del Tea Party y en las antípodas del pensamiento anarquista, y tan antisistema como los del MSR (Movimiento Social Republicano) en España y similares.