In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

jueves, 29 de agosto de 2013

El porqué de las guerras, el Estado y el Capitalismo una unión mortífera.


El santuario del capital internacional por Jean –Pierre Fléchard.



 




                      

Según el autor del de éste artículo “los fabricantes de armas, entre los que destacaban Scheneider en Francia y Krupp en Alemania (durante la I guerra mundial), estaban estrechamente unidos en una especie de trust internacional cuyo secreto objetivo era acrecentar la inmensa fortuna de sus miembros, aumentado la producción de guerra de una parte y otra de la frontera”.
Pero el poder del gran capital no termina aquí, la asociación entre el gran capital y el Estado se manifiesta de forma clara en la familia franco-alemana De Wendel, propietaria de la minas de hierro  Briey-Thionville, cuyo poder se adentra en las entrañas del Estado francés y alemán comprando las conciencias de diputados, presidentes, periodistas como muy bien señala el autor y alargando la guerra con el consentimiento del gobierno francés para que Alemania ocupara las minas de hierro de Briey-Thionville, desprovista de hierro a esas alturas de la contienda.
Artículo completo de Jean-Pierre Fléchard:

En esa misma línea la profesora de historia Annie Lacroix-Riz, pone de manifiesto el poder en la actualidad del  gran capital estadounidense con asociación del  europeo empujándolo a una guerra permanente, “Las segundas intenciones de la reconciliación franco-alemana” de Red Voltaire.

2 comentarios:

Piedra dijo...

Se pueden sacar muchos más trapos sucios incluso entre personas y familias aun vivas como los BUSH.
O entre estados dictatoriales presuntamente enemigos (ideológicamente) como la URSS y Alemania.
Buceando un poco en la historia (prohibida) oculta, se destapan tantas verdades que repugna.

Loam dijo...

El mundo es un gigantesco penal. Cuando hablamos de "los de arriba", hablamos -según el grado que ocupan en la jerarquía- de vigilantes. Toma el plano de una cárcel, extiéndelo sobre un país cualquiera, o sobre el mundo, y verás que hasta las celdas coinciden. Y ahí tienes a los políticos, nuestros más directos carceleros encargados de administrar las sobras del botín, de echar la llave y de reprimir cualquier conato de motín. Y hay una gran cantidad de pres@s que les votan. La mierda de siempre, en fin, sólo que ahora la tecnología ejerce un control tal que hasta nos permiten comunicarnos desde nuestras celdas, eso sí, previo pago y bajo su control absoluto. Estamos ya en "matrix" y de aquí no se sale si no es mediante la acción concertada de una mayoría concienciada.

Salud!