In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

viernes, 7 de diciembre de 2012

La telemiseria.

                                                                                                                                                                    La telemiseria se ha instalado y ha invadido nuestras vidas y mentes, una nueva forma de          adoctrinamiento global nos somete.               





La telemiseria espiritual de los mass-media ya no esconde sus pretesiones de manipulación a gran escala, sostener este sistema basado en la degradación psicológica, es decir, espiritual y reducir al hombre a un mero objeto de consumo y producción necesita de estrategias propagandístcias muy elabarodas, similares a las de la Alemania-nazi. Defernder el tan cacareado "estado de bienestar" como la sanidad y educación a ultranza, la lucha de egos que deriva en la infantilazión de la sociedad es esencial para manterner este sitema. La confusión que genera la telemiseria y la propaganda que emite, con sus programas de entretenimiento, noticias, etc, pasa a un primer plano y es el principal objetivo  para aniquilar el pensamiento objetivo y crítico del hombre.
La destrucción programada a nivel psicológico y espiritual del hombre sirve de base para su uso, sometiéndolo al sufrimiento y la condena que con ello implica dicho uso, fragmentándolo y reduciéndolo a la capacidad productiva del capitalismo y a una lucha de egos interminable que él mismo tolera y acepta algunas veces de forma consciente y otras inconsciente.

1 comentario:

Alberto dijo...

Los medios de comunicación son hoy verdaderos arsenales que sin contemplación destruyen la conciencia de millones de personas. Algo intolerable. Sin embargo, la gente sigue tragando. Horas y horas de basura intelectual cada día parecen no ser suficientes y piden más y más. Educación "pública", televisión, radio, prensa, internet, todo forma un armatoste capaz de manejar al antojo de las élites a toda una sociedad, ya en su esencia, aniquilada.

Tan sólo me gustaría comentarte que se hace difícil la lectura de tu blog con esos colores.

Un saludo.