In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

miércoles, 18 de julio de 2012

Huelga indefinida, ya.




La huelga general indefinida posiblemente sería el arma más eficaz que nos queda a la gran mayoría de trabajadores, asalariados, funcionarios, autónomos, etc, para poder cambiar el estado actual de las cosas.



No cabe duda que el sistema que pone en marcha el conjunto de una sociedad se rige por una serie de factores que entre otros basicamente dirigen el pensamiento del individuo hacia una dirección determinada en cada momento de la vida por la propaganda, entre otros los (mass- media), y en consecuencia también moldean en mayor o menor medida la conducta del hombre que forma parte de la sociedad.

Estoy seguro de que se habrá hecho más de un estudio sociológico para determinar “el punto de ruptura” en el que se podría vulnerar la psiquis del individuo, y por ende de la sociedad.

Determinar el comportamiento de una serie de grupos que puedan poner en peligro el “equilibrio del sistema” para la oligarquía dominante es tarea de los sociólogos,psicólogos, políticos, etc, que trabajan para ellos.

La posibilidad de un cambio de gobierno se podría plantear también como una forma bajo mi punto de vista de control social, en caso de que las cosas fueran a peor, que es lo que está sucediendo por ejemplo en el Estado español.

Ante esta situación de empeoramiento generalizado, habría que dar cabida y plantear la propuesta de una huelga general indefinida que ponga en jaque a todo el gobierno y al estado actual de las cosas, es decir, al sistema, está es la mejor opción que me viene a la cabeza para poder poner fin a este expolio a gran escala que se esta produciendo.

Cambiar el sistema está en nuestras manos, así que será mejor que nos pongamos manos a la obra.

Ante la situación que estamos padeciendo, urge inmediatamente la huelga general indefinida, de no ser así, las manifestaciones y concentraciones de grupos se podrán volver en contra de nuestros intereses, la policía que trabaja para una minoría, sabe como provocar en un momento dado incidentes que crispen los ánimos de los manifestantes y que la situación en general se vuelva violenta.

Esto sería un motivo para que las fuerzas de seguridad del Estado pudieran ejercer un control sobre los grupos disidentes, más riguroso y expeditivo cuando la situación lo requiriese.

En definitiva hay que evitar a toda costa los posibles altercados y reacciones violentas con la policía y aportar respuestas no violentas basadas en la desobediencia civil para debilitar la estructura del poder.

La estrategia de los oligarcas sería la de dividir a los grupos rebeldes o disidentes una vez estuvieran en plena actividad para debilitar la respuesta de éstos y también aprovechar para poder crear conflictos entre estos mismos grupos. Podríamos poner muchos ejemplos, entre estos estaría la guerra civil que asolo España de 1936 al 1939.



1 comentario:

Anónimo dijo...

Sería interesante empezar organizando cultivos comunitarios o individuales con contactos para tener variedad usando el intercambio desinteresado, elementos de primeros auxilios y otras cosas necesarias para que también sea huelga de consumo que resentiría el comercio capitalista. Cubrir necesidades básicas, empezar a valerse por si mismos.