In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

miércoles, 8 de julio de 2009

LA AMBIGÜEDAD DEL BIEN Y DEL MAL



Para produndizar sobre la ambigüedad del bien y del mal pondré un ejemplo más claro tomando una analogía como el amor y el odio dos sentimientos antagónicos entre si. en primer lugar tendremos que aclarar el significado del amor y el odio según el diccionario el amor significa: (Del latín. amor, -ōris):
- Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.
- Sentimiento hacia otra persona que naturalmente nos atrae y que, procurando reciprocidad en el deseo de unión, nos completa, alegra y da energía para convivir, comunicarnos y crear.

El odio significa:(Del lat. odĭum):

- Antipatía y aversión hacia algo o hacia alguien cuyo mal se desea.

El amor dicho de otra forma es dar sin necesidad en teoría de recibir, el odio es la repulsión, asco o repugnancia hacia alguna persona o cosa, si partimos de la base que el ser humano busca siempre el placer con todo su ahínco cabe esperar que intentará encontrar la satisfacción y el goze personal y la diversión en alguna persona o cosa, el bien para si mismo, y por el contrario evitará el estar afligido por algun motivo que lo lleve a ello, el mal para si mismo. Una de las causas que lleva a la gran mayoría de seres humanos a no discernir con claridad (EL BIEN Y EL MAL) es decir la ambigüedad en su interpretación de los hechos es su Ego, su Yo inconsciente está en conflicto y es la causa principal que no le permite ver con suma claridad que es realmente el (Bien y el Mal). Cabe esperar que distintas formas del bien y del mal sean entendidas por la gran mayoría de seres humanos de diferentes modos según las circunstancias y el estado en que se hallen estos u otra forma de exponerlo, la ambigüedad en si del ser humano. Solo añadiria que la ambigüedad de la persona , el amor-odio, el bien-mal, se manifiesta según los caracteres a difederentes niveles y que claro está no són absolutos.

No hay comentarios: