In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


El motor de la humanidad es la propaganda.

viernes, 27 de enero de 2017

Pressentiments.









La enseñanza fundamental de la sociedad es la mentira camuflada de eufemismos y sofismas, de esta forma se perpetúa el auto-engaño para poder sobrevivir.

Efectivamente, el Estado sirve al Capital, no lo regula y no lo hará nunca porque en el fondo son las dos caras de una misma moneda. Lo que regula el Estado es el dinero público vía impuestos para administrar y financiar las instituciones estatales.

El miedo paraliza y censura. La seguridad vigila y controla. El miedo precisa seguridad. La sociedad del miedo es la sociedad de la seguridad y por lo tanto la sociedad de la auto-censura y la auto-vigilancia.

Cuando el miedo desaparezca se habrá acabado también la voluntad de poder, la seguridad y el sufrimiento.

La sobreinformación es un constante desvío del centro de atención, de manera que la falta de atención genera confusión, y un estado de confusión posibilita la manipulación.

La patria o el Estado necesita de necios que sólo sepan obedecer.

El obediente es un inconsciente y sumiso que ya no le queda libertad para decidir lo que pensar y hacer.

La obediencia es a la seguridad lo que la conciencia la libertad.

¡Qué sería de la Autoridad y del autor sin sus creyentes!

No hay comentarios: