In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Sé tu propia luz.

viernes, 4 de octubre de 2013

Sobre la libertad



Si hemos nacido para ser libres debemos decir la verdad sin temer las consecuencias que pueda provocar, de lo contrario nuestras vidas se convierten en un auto-engaño y una farsa de la que somos complices en su totalidad, al ocultarla en la ilusión de nuestros pensamientos y acciones individuales.

3 comentarios:

Piedra dijo...

Hace mucho que nacemos esclavos, no nacemos para ser libres.
Pero si lo fuéramos o consiguiéramos serlo y el hecho de decir la verdad tuviera como consecuencia perder esa libertad, tampoco tendría sentido. Otra cosa es ser honrado con los principios personales, pero en un mundo de miseria espiritual y miserables, no se puede ser honrado con todos, porque llevas las de perder.

Salud!

Albert A.H. dijo...

Intentar descubrir la verdad provoca en el fondo demasiada inseguridad, y la inmensa mayoría la rehúsa para poder llevar una vida lo más cómoda y segura posible para poder sobrevivir.

Albert A.H. dijo...

Quizá la verdad resulta tan dificil de descubrir porque es el camino más complejo,tortuoso y también el que exige más esfuerzo. De ahí que el hombre prefiera una vida fácil, es decir SEGURA ante todo, pero a la vez la más monótona y aburrida que pueda haber y que acaba con el auto-engaño.