In LSD Veritas -

Benvinguts al meu racó.


Todo está sujeto a interpretaciones, por lo tanto la realidad es subjetiva y las formas de pensar y vivir son caóticas y conflictivas. El pensamiento enmascara a menudo la verdad de los hechos. La realidad ya no puede ser objetiva. Todo pasa por el filtro del pensamiento y el individuo deja de observar los hechos tal como son.

lunes, 29 de julio de 2019

La era de la confusión.

                    Lo relativo es contradictorio y confuso, lo radical claro y conciso.
                         El conocimiento es limitado y por lo tanto está condicionado.

El Capitalismo es relativo como las relaciones humanas que se desarrollan en el mismo. El conflicto (del ser humano) que desencadenó la implantación del Capitalismo va más allá de este y se pudo fraguar gracias a la aceptación del progreso como modus vivendi. El progreso como ideología es anterior al Capitalismo y por lo tanto consecuencia de este.


Por lo tanto vivimos en la era de la confusión, donde lo que es hoy blanco mañana puede ser negro y a la inversa pasando por las distintas tonalidades mediante la propaganda. La sociedad de la información es la sociedad de la confusión. Todo puede ser tergiversado y manipulado para crear caos. La tecnología es el medio por el cual la sociedad vive dependiente y sumisa al ser portadora de la información.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola Albert.
"Todo puede ser tergiversado y manipulado para crear caos." Me parece que es lo contrario, que tergiversan y manipulan para mantener el orden, el orden establecido. El Caos no le interesa al Poder, le temen por que es algo que no se puede controlar y lo que no se puede controlar lo convierten en enemigo y despliegan todo su argumento destructivo. El orden es o pretende ser algo macizo no tiene trayectoria, lleno de reglas y límites, es una trampa.
La continuidad que propone el orden es un simulacro de evolución, no se mueve y eso genera estabilidad pero solamente por que no se mueve, hicieron del mundo una escenografía, un engaño, es como pretender que el muerto mejore.
La masa necesita del orden, quiere orden para pasar más tranquila, sin sobresaltos por la vida. El Caos tiene los elementos contra el orden, carece de lógica (una útil herramienta para programar mentes) y sobrepasa la racionalidad (muy sobrevalorada) de moral.
El orden puede generar controladamente desorden, confusión, están orientadas a los necesitados de esas mierdas. Esos, los necesitados de esas mierdas, que no quieren ejercer sus posibilidades. La masa sostiene al Poder, son nocivos.
A veces hasta pienso que el Poder no existe que es una ilusión creada por el miedo masivo hecha realidad, pero una ilusión. La verdad es la mentira más eficiente. Han hecho de la mentira la verdad. Se convencieron de esa verdad y la aceptaron como única.
Cada vez más lejos...
No es tan difícil hacerse a un lado, salirse de esa especie de cementerio que es la sociedad moderna.
Están en la época de camello, se arrodillan y aceptan la carga, esa joroba que cargan y a su vez los alimentan, entonces el desierto avanza...
O acaso ¿como haríamos para hacer del mundo una estrella danzante?
En fin... no me tomes en serio, nada importa, todo es un juego.
Salut querido compañero.

https://matapuces.blogspot.com/ dijo...

Hola Patri.

El desorden o caos es un producto del Estado para mantenere a las masas sumisas y obedientes. Sin caos no habría Gobierno. La trampa del Poder es hacer ver el caos en el que nos vemos inmersos en la vida cotidiana como un fenómeno controlado por el mismo en base a la imposición de leyes y normas para la organización social. La seguridad es el elemento clave que utilzan para el control del caos. Cedemos libertad a cambio de seguridad. El caos es el orden de los poderosos.

Salut querida.